martes, 24 de julio de 2007

Navidad















Hoy es martes, 24 de julio de 2007. Sobre este texto hay un dibujo que representa la esencia de la navidad en versión caramelizada. Produce angustia, desasosiego y malestar general pensar que se acerca. Ahí está, acechando, con el día tan bueno que hace. Como el esqueleto articulado de los romanos que te recuerda que eres mortal, la navidad te recuerda que eres mortal y anual.

A modo de añadido: Sobre el asunto del larvae argenteae o esqueleto de plata romano que aparece en el Satiricón de Petronio, mi amigo Javier, que es de esos humanos que busca y rebusca hasta que lo encuentra y cuando cree que lo ha encontrado se queda un segundo quieto y luego vuelve a levantarse para buscar de nuevo entre los libros, ha hallado cosas muy interesantes que publica en su blog http://indolenciasdejavier.blogspot.com/, que es de esos lugares para dejarse perder con alegría y para no perderse (a la vez).

7 comentarios:

arkab dijo...

Ánimo, Harry, míralo por el lado bueno: apenas unos días después de la próxima navidad ya estarás en año EXPO, todo un año EXPO para tu solaz y disfrute.

Harry Sonfór dijo...

¡¡¡Maldita sea mi estampa, me había olvidado de la EXPO!!!
Otra razón más para el de sufrir y el de sufrir...
Bueno, pero como para la Expo vendrá usted con su familia a pasar unos días lo malo tornará en bueno. Hágame caso.
Ardo en deseos de enseñarte un juego de tres velitas Philips que adquirí que es el no va más. Son unos vasos de vidrio auténtico (así lo pone en las instrucciones) tratado al ácido, con una vela de led dentro, como las velas falsas de las iglesias desnaturalizadas. Entonces las pones a cargar unas horas en un cargador de plástico imitación metal super-cool, luego las sacas y no hay más que menearlas a un lado y se encienden, menearlas al otro y se apagan. Y la luz del led sube y baja y sube y baja en un no parar, que parece que en lugar de led hay una vela dentro pero con una autonomía de unas 10 horas. Es uno de los inventos más grandes de la humanidad de los últimos ochenta años. Si las miras de día no son más que un puñetero vaso alto de vidrio grodo con una cosa de plástico dentro, pero de noche, oh, de noche, llenan de magia y color dorado la habitación. En la caja venían tres, pero ya miré en las instrucciones que se pueden comprar más sueltas para poner y poner por todos sitios. Oh, sí.

david dijo...

En mi casa mi abuelo tenía un San Pancracio que, si lo pegabas a la bombilla durante un rato, se iluminaba milagrósamente con un tono amarillento tirando a puré de espinacas... Recuerdo que mis hermanos, los tres mayores, no me lo dejaban tocar por si me lo cargaba. El caso es que mi abuelo era ateo...
Navidad y expo..., Dios, espero que baje San Pancracio y me lleve

helter dijo...

Pues mi tía me tenía en la mesita de noche una virgen de lourdes del tamaño de un dedo gordo que glow in the dark y me pegaba unos sustos del copon si me despertaba a media noche. Muchísimo peor que un fantasma, porque ni siquiera me daba conversación.
Bonito blog.

Harry Sonfór dijo...

Oigan, mi madre cada noche de Todos los Santos cogía todas sus figuras de santos (también había alguna Virgen de Lourdes acid), que no eran pocas, las metía en la bañera, la llenaba toda de velas encendidas y corría las cortinas. Imagináos lo que era ir esa noche al baño a hacer pis. Las sombras semovientes de las figuras proyectadas en las cortinas eran como para hacer una película de miedo, y como para no echar gota. Eso, más que una tradición católica parecía Palo Mayombe, sólo faltaba la gallina decapitada.
Bienvenida, Helter, sabe que se le quiere por aquí.

Javier dijo...

Harry, todos tus contertulios han hechos observaciones atinadas y de fundamento sobre el tema de la entrada. Pero parece como si se hubieran puesto de acuerdo en orillar el asunto que a mí más me preocupa de la misma: ¡Cualquiera diría que ese "esqueleto romano articulado" aparece casualmente, así sin más ni más, y no es, por el contrario, un gancho eficaz para hipnotizar a obsesos como servidor!

En algún lugar de la cabeza tenía yo la foto de ese esqueleto; y ayer por la tarde me pasé un buen rato preguntándome "¿dónde?" y consultando mis libros romanos. Nada.

Fui al sr. Google en persona y tan solo encontré lo que le adjunto en el hilo de "extrañas ocurrencias" o similares de su sección del Pombo."

Harry Sonfór dijo...

Javier, el esqueleto al que me refería es literario, que no una imagen, y aparece en el Satiricón de Petronio. Es un esqueleto que por la descripción es como una calaca mexicana pero de plata. Parece que era costumbre venida de Egipto o de eso habla Herodoto. El texto es el que viene:
«...Bebimos sin dejar de advertir todas estas demostraciones de buen gusto. En ese momento un esclavo trajo un esqueleto de plata fabricado de tal manera que, móviles, las articulaciones y vértebras se doblaban en todo sentido. Trimalción lo arrojó varias veces sobre la mesa para que adoptase así diversas poses a causa de la movilidad de sus coyunturas.
Añadió: ¡Ay! ¡Miserables de nosotros! ¡Qué impotencia la del pobre hombre! Todos así seremos cuando el Orco nos recoja. Vivamos, pues, en tanto que existir con salud permitido nos sea.»
A ese esqueleto me refería, que además nos trae a los orígenes del títere.
Es un gusto leeros.