lunes, 16 de junio de 2008

De la Creación gnóstica


Cuentan que, cuando el mundo aún era muy joven, el demonio sintió celos de la obra de Dios y deseó también él crear un ser vivo como los demás animales que poblaban los campos, los mares y los ríos. Tras muchos fallidos intentos, el demonio recorrió el mundo y devoró todos los animales que encontró a su paso, unos pocos de cada especie. Así devoró cabras, lobos, tigres, perros, ratas, aves de todo tipo, serpientes, lagartos, insectos, sapos y ranas, ciervos, gatos, monos, elefantes, peces, medusas, pepinos de mar, estrellas de mar, caballitos de mar, puercoespines, zorros y una lista incontable de animales que vivían sobre la tierra, bajo ella, en los grandes océanos, en los ríos, en las montañas y en las cavernas. Luego, el demonio, vestido ahora de humilde alfarero, modeló dos cuerpos huecos de barro y los metió en el horno hasta que quedaron rígidos. Abrió sus bocas y vomitó todo lo que había comido: cabras, lobos, tigres, perros, ratas, aves de todo tipo, serpientes, lagartos, insectos, sapos y ranas, ciervos, gatos, monos, elefantes, peces, medusas, pepinos de mar, estrellas de mar, caballitos de mar, puercoespines, zorros y todos los demás animales que había devorado. Y vio que los dos cuerpos estaban llenos y parecían hermosos pero no cobraban vida como las demás criaturas que Dios había formado. Así que llamó a un par de ángeles observadores que en ese momento estaban cuidando por la tranquilidad de la tierra, velando para que el pez grande se comiera al chico, el gato se comiera al ratón y el tigre a la gacela y no al revés, pues si el pez chico se come al grande, el ratón se comiera al gato y la gacela al tigre se crearía en el mundo un gran caos y una gran confusión. Así que, el demonio, valiéndose de sus malas artes, llamó a esa pareja de ángeles para que bajaran ante su presencia. ¿Qué quieres de nosotros, antiguo príncipe del cielo que tan bello lucías ante Dios y que fuiste por él destronado por tu envidia, por tu odio y por tu orgullo? Y el demonio, sin darles siquiera respuesta usó de su magia antigua y los llevó a un sueño profundo, arrancó sus almas y las metió en los cuerpos de barro. Pasado el tiempo, los espíritus de los ángeles despertaron y al verse presos en un tosco cuerpo de barro cayeron de rodillas y lloraron desconsoladamente la pérdida de su cuerpo celeste. Lloraron y lloraron y nada quitaba la pena, pues cada vez que tornaban los ojos para secar su llanto, se veían presos en esa cárcel de arcilla y sentían una pena inmensa que les llevaba de nuevo a llorar y a llorar sin que nunca se agotaran las lágrimas. Y así fue como el demonio creó al hombre y a la mujer al principio de los tiempos y la razón de por qué los hombres y las mujeres lloramos desde nuestro nacimiento hasta que morimos.

En la foto: diferentes tipos de seres humanos: el señor calvo con bigote (izquierda), el señor alto con bigote (derecha) y el señor chiquitico (en el centro). Fotografiados en la ciudad de Circa, 1910.

9 comentarios:

Helter dijo...

Ese de la derecha es Juan y Medio, ¿no?

Trikki dijo...

Oiga, Harry, que con sus dos ultimas entradas y la Eurocopa de futbol, me ha dado por preguntarme si la mano de Maradona, era la de Dios o la del Demonio.

Mikel Orrantia Diez -Tar dijo...

Que a ver si borra algún mensaje de su buzón del Pombo, que lo tié lleno.



M.

Arkab dijo...

Huy, Harry, no se puede usted imaginar el estirón que llegó a dar el pequeñín. Hasta se le quitó la bizquera que tenía. Mire aquí, mire.

Harry Sonfór dijo...

Oiga, Arkab, que le doy a donde me dice que le dé y me sale la página web de un señor que, a juzgar por el nombre, es un señor alemán que se llama Forbidden, pero no hay foto.

Arkab dijo...

Que no, Harry, que a mí sí me sale. A ver si va a ser que usted es de la manzana. Le pongo el enlace de la foto a ver si así:

http://www.eugenicsarchive.org/images/eugenics/normal/1501-1550/1538-Russian-giant-at-Ellis-Island-Photograph-by-Augustus-Sherman.jpg

koldo dijo...

yo siempre lo imaginé: el caso era que los dioses y los diablos se aburrían, y establecieron una zona (llamada de libre albedrío) donde las fuerzas incognoscibles y las cognoscibles del universo pudieran enfrentarse: en partidos de fútbol, en guerras o haciendo oposiciones, y entonces crearon al hombre, o lo usaron, porque de hcho ya estaba creado, solo le dieron el aliento de los dioses para que el dolor de la conciencia recorriera su existencia
(y así seguimos, que ya ha empezado la expo)

Harry Sonfór dijo...

Bienvenido, Mikel, ya he vaciado el buzón, gracias por el aviso, que lo que pasa es que soy muy dejao y no me entero de que lo tengo lleno hasta que me avisan. Gracias de nuevo.

Harry Sonfór dijo...

Ojo, Koldo, la verdad buena es que ya estábamos creados porque nos hicieron en el planeta Ummo y luego ya nos trajeron aquí en una nave nodriza, pero después de que nos trajeran aquí a la tierra, todo lo que dice usted es cierto, sí.