martes, 10 de junio de 2008

El chiste del tendero que padece afasia de Wernicke y además es hombre de ideas fijas con tendencias violentas

Entra un tipo en una droguería
—Quiero un tubo de Licor del Polo.
—Y yo escupite y matate.

4 comentarios:

Arkab dijo...

Me ha recordado aquella vez que un conocido alcalde madrileño fue acompañado de un ornitorrinco a una tertulia de una cadena radiofónica relacionada con los curas y en mitad de la misma le espetó a un locutor de origen turolense, que a la sazón adolecía de una leve cojera y de dislalia, «oiga, ¿usted no padecerá afasia de Wernicke, verdad?», a lo que el locutor contestó, ante la mirada atónita del ornitorrinco, «gallarducio y tú eres un traidor, un bandido, un farsante redomado y un lacayo de zapatichi».

[Sí, ya sé que es un chiste político, pero mientras Zonfór, o quien sea, no me cuente lo de Zafón, no me pienso cortar un pelo].

Helter dijo...

Harry, deje de una vez de zafarse y cuente lo de zafón.

Harry Sonfór dijo...

Na, que no hay nada que contar. Que no lo he leído nunca ni ganas tengo, que era para crear suspense...

Nianankoro dijo...

Pues yo me sabía otro chiste con el Licor del Polo:
-¿Sabes con qué se emborrachan los esquimales?
-Con Licor del Polo.
Y es que el color verdoso de ese licor siempre me ha recordado al licor u orujo de hierbas, que más que de beber me da ganas de enjuagarme.