viernes, 11 de julio de 2008

Del diario de Stephanus Wienner

Margarita, Margarita, Margarita era como una flor; con su estigma, su estilo, su ovario, su nectario, su corola, su pedículo, su estambres y ese polen que impregnaba todo en primavera que te jodía la vida.
Del diario de Stephanus M. Wienner, primo hermano de los hermanos Wienner, refiriéndose a una antigua novia de su etapa pospuberal.
Circa, 1908.

2 comentarios:

koldo dijo...

la descripción del polen es la prueba irrefutable de que estaba enamorado, y no sabía cómo manejar sus sentimientos, si asumirlos dejando que la vida nueva que se le presentaba se abriera como un capullo (sic) u ocultarlos debajo del felpudo (sic también)

Helter dijo...

Pues estaría enamorado pero fijo que era alérgico al polen. Eso es un amor imposible, y no el de los pringaos de Romeo y Julieta.