jueves, 31 de julio de 2008

Naturaleza muerta


Fotografía de Alphonse Bertillon, 1893, encontrada en Visible Proofs, forensic views of the body.

20 comentarios:

koldo dijo...

no sé por qué, pero me ha venido a la cabeza el Panero encerrado en el manicomio de Mondragón, y alguno más que le acompañaba mientras se fumaban un cigarrillo esperando que el sol se detuviera esa tarde antes de tomarse un vaso de agua, que vino no les dan, con la cena, que iba a ser una cena especial porque ese día les hacían una foto para un programa de la tele que luego hablaría de toda la familia
no sé, tiene algo de misteriosa y concomitante, la foto

Helter dijo...

Sin duda, el objeto más muerto de toda la foto es el señor de la barba.

Harry Sonfór dijo...

Oigan, a mí lo que me intranquiliza de la foto es que parece toda ella una instalación artística, y lo que pone nervioso es saber que no lo es. Empezando por la izquierda, hay un retrato, pero a su vez en la pared hay una foto de un retrato junto a una foto de un hombre que hace un retrato a otro y al lado hay una foto del mismo señor con unos señores que no aparecen en la foto y que se supone que estarán detrás de la cámara haciendo la foto que nos ocupa (o no). Luego, las tres fotos del fondo recuerdan a esos óleos que mandaban pintar los nobles para mostrar a los demás sus pinacotecas, que eran cuadros que representaban muchos cuadros juntos en una gran sala; luego hay un baúl con cachivaches que parece una instalación del hallazgo en sí; y luego un señor muerto con una foto colgando del mismo señor muerto desde arriba que a su vez parece que se presenta al muerto y que el muerto la mira (o se mira). Es una foto rara, sí, es una foto de fotos con fotos de gente haciendo fotos. Ay, que me ha dado un mareo, que me privo.

faren dijo...

Acaso es un bucle de esos?

Harry Sonfór dijo...

Aquiles: anda ven aquí atrás, tortuga.
Tortuga: espera que voy.
Aquiles: anda, ráscame aquí atrás, en el homóplato.
Tortuga: ¿aquí?
Aquiles: sí, un poco más abajo.
Tortuga: ¿aquí?
Aquiles: ahí pero un poco más a la derecha.
Tortuga: ¿aquí?
Aquiles: ahí, ahí, ay qué gusto.
Tortuga: ¿y qué tiene que ver esto de rascarte la espalda con los bucles?
Aquiles: pues mucho que ver no tiene, pero te aconsejo que te limes las uñicas, que más que rascarme me estás pelando, tortuga.
Tortuga: vale pues.

faren dijo...

vale harry, lo pillo.

Harry Sonfór dijo...

Pues me alegra que lo pille, Faren, a ver si me puede usted explicar qué quiere contar Douglas Hofstadter en su libro. Yo de vez en cuando lo pillo (el libro) y me cuenta cosas muy raras de número paquí y números pallá y me armo una empanada horrible, luego me veo leyendo cosa de cuatro páginas de esas que lees sin comprender y al rato me duermo.

Spanique dijo...

Harry, lo que dice de la instalación, podríamos discutir hasta la saciedad. ¿Qué hace a una cosa "instalación" y que no es "instalación"?? Es una instalación en el sentido de "disposición", quizá sin meta artística pero el lugar de la foto es un taller en el que se fotografían objetos, cuerpos, se toman todo tipo de medidas todo de manera científica, con fines judiciales y todo ello siguiendo métodos ordenados y precisos, luego la disposición no es debida al azar, sino a la necesidad y la "cosa" práctica (Bertillon fue el inventor/descubridor de la identificación mediante huellas digitales entre otras cosas, vamos, que era un moderno en estos primeros años del s. XX)

Para mí lo mas inquietante de la foto es justamente el hecho de observar un universo vetado al común de los mortales (salvo estando muerto, claro) una sensación de estar mirando por el ojo de una cerradura.

Harry Sonfór dijo...

Spanique, cuando hablé de instalación me refería a cosas de arte conceptual de los sesenta y, sobre todo, a Joseph Kosuth, que para mí es de lo más grande del mundo mundial que ha parido madre, el arte conceptual que se hace ahora ya no me interesa ni miaja. Joseph Kosuth tiene varias obras que son, por ejemplo, una silla, una foto de la silla y una definición sacada del diccionario de una silla («Una y tres sillas»). Placa. Otra es de una lámpara («Una y tres lámparas»). Y alguno dirá «pues vaya cosa», pues bueno. A mí me parece que ese hombre con una sola instalación enseña más de arte que todo el «Summa Artis» completo. O, al menos, que enseña muy bien a mirar. Así que vi la foto, que es una foto sobre fotos, con fotos, y me dije «anda, pero si parece del Kosuth». ¡Viva Kosuth, viva Bertillon y viva la máquina para fotografíar muertos desde arriba!

Yahuan dijo...

no se, no se

Inde dijo...

Pos pa mí que sí, que es una instalación. O, por lo menos, lo que se llamara en esa época a lo que hoy entendemos por "instalación". Quiero decir que no fue una instantánea de alguien que pasaba por allí y tomó ese momento al descuido, ¿no? Yo miro y remiro la foto, y eso está todo muy bien puesto ahí, justamente, pa desasosegar.

Nota fine: tengo que confesarle, querido Sónfor, que al pobre Kosuth lo pusimos de vuelta y media mi amiga Choni (que es profa de arte) y yo (que vaya usté a saber lo que soy) en un libro que se titula "Artistas o caraduras". Fue en mis tiempos jóvenes, si puede valer algo en mi descargo. Y justamente afilamos el colmillo con la instalación "Una y tres sillas"...

Pero era sin mala intención, ¿eh? Algún día le contaré, querido amigo. Y puede que hasta le regale un librico, para que esta vez el que pueda afilar el colmillo a modo sea usted, jejeje.

Harry Sonfór dijo...

Afilarían el colmillo con «Una y tres sillas» de Kosuth y seguro que también con «La merda d'artista» de Manzoni, con el «Blanco sobre blanco» de Malevich, con el «Air de Paris» de Duchamp y casi me atrevería a decir que también con el retrato de Michael Jackson con su monico en blanco y dorado de Jeff Koons.
Pero nada, yo ya no me dejo discutir sobre arte o sobre si una cosa es arte o no es arte hasta que no me reconozcan que el cristo de Dalí ese visto desde arriba que tanto gusta a la gente o el otro ese que está sobre unos cubos son una mierda como un piano de cola así de grande. O que el Guernica de Picasso es más bien sosito pero muy decorativo para poner una reproducción suya sobre el taquillón del comedor. ¡Traiga pa quí ese librico, que no lo conozco!
Y también decirle que me da mucha alegría verla por aquí.

Nianankoro dijo...

Harry, después de ver la página de la que ha sacado la gloriosa foto -que lo es- ¿se ha fijado en otra que aparece en la misma web con la escena de un crimen en un cuarto de baño horterica, todo de rosa, con cortinas de puntillas y una especie de muñeca rota y sangrienta tirada en el suelo? Parece hecha a posta para la portada de algún disco de Pimpinela o de Judas Priest.

Harry Sonfór dijo...

Nianankoro, esa foto que usted dice es preciosa también, sí. Parece que es una reconstrucción del escenario de un crimen en formato casa de muñecas, sí. Para mí que ese día al forense se le fue la mano. Si le dejan hacer, este hombre pone una mesita con Winnie de Pooh comiendo miel con Tiger en mitad del dormitorio.

Inde dijo...

Jojojo, querido Sónfor, lo que va a disfrutar usté con el librico ése de marras. No mencionamos ninguna de las obras que dice pero vaya, por casualidad, ¿eh?, porque había otras parecidas.

En todo caso, y dicho sea esto sin ningún ánimo de que usté se deje discutir, la crítica a la obra de Kosuth se basa, justamente, en el concepto, o séase: uno se pone a hacer arte conceptual porque se supone que quiere representar conceptos, ¿no? ¡Conceptos, no cosas! Lo jodido en el pictionary es que te toque dibujar la palabra "miedo" o "prisa"; que si te toca "redoncho" o "ventana", ¡e incluso "silla"!, respiras aliviado...

Si me dijeran que "Una y tres sillas" era hiperrealismo, no saldrían palabras ni palabros de mi boca, le juro yo a usté. Pero arte conceptual... ¡mecá!

Harry Sonfór dijo...

Que no, que el arte conceptual no tiene por qué presentar conceptos como si se tratase de una marina, que forzosamente tiene que representar una marina (ojo, que hay una formato de lienzo que se llama «marina» y otro «figura». Como conceptual, esos lienzos ya están conformados en su «marinidad» y en su «figurinidad», por tanto, antes de ser pintados ya son conceptuales, pero como no lo saben se dejan hacer). A lo que voy, que el arte conceptual no tiene que formar conceptos ni tiene la obligación de hacer un guiño al espectador al estilo de Joan Brossa (tan utilizado por los diseñadores españoles y, de tan reutilizado, que a mí me resulta cursi, cursi... pero cursi cursi, ya no sé si Brossa o todos los que lo copian), ese guiño tan facilón de «¿lo has pillao?», que el espectador vago espera, no es necesario. En el arte conceptual prima más la idea. Si la idea mola, pues mola. Si la idea mola y se hace por primera vez, mola mazo. El problema es que alguien exponga ahora, en el siglo XXI, un urinario, o una silla en tres versiones... pero si lo hace primero y mola, mola mucho. Eso sí, creo que el arte conceptual está acabado (ay, dios, pero también pienso que todo el arte está acabado) porque todo eso ya se hizo en su día, aunque todas esas cosas bonitas que hacían hace años los conceptualistas me gustan mucho (pero si veo a un veinteañero conceptual recien salido de la carrera de bellas artes con los conceptos valeriobozalianos mal digeridos me da como arcadicas). En todo caso, lo que hay que hacer es acabar con los artistas de una vez y no se hable más.

Harry Sonfór dijo...

Ay, caramba, Inde, que releo lo anteriormente escrito y no se entiende nada. Que lo he escrito así, a cholón, todo rápido, y ahora lo releo y es todo un farfulle sin sentido. Bien, lo que quiero dejar claro es que hay que acabar con los artistas de una vez y no se hable más.

Inde dijo...

No pases pena, Sónfor, que le he quitado al comentario toda la brossa y he cogido el "conceto", jeje. Y además m'ha encantao lo de los conceptos valerobozalianos mal digeridos, jojojojo.

No, si al final va a resultar que estamos de acuerdo...

Harry Sonfór dijo...

Estaremos de acuerdo si admite públicamente que un alce disecado puede ser ecológico hasta que no se demuestre lo contrario, que el pabellón de Valencia es demasiado ruidoso y que el pabellón de Euskadi parece de entrada como muy abierto pero luego pa ver cuatro fotos te obligan a mirar por unas mirillas siniestras a través de un muro de madera que parece como del Sagardi pero sin sidra.

Inde dijo...

Ayss, pues no va a poder ser: más que nada, porque aún no he visto los pabellones de las comunidades de por acá. Me quedé por Lituania y aledaños...

Lo del alce, pos bueno, pos vale: total, lo que opinemos a él ya no le va a importar un pimiento, ¿no? Ecológico total, va.