sábado, 4 de octubre de 2008

De por qué hay ladillas en el mundo

Y llegó el día anterior al Diluvio. Y Sem se acercó a su padre, Noé, y le dijo: «Padre, en la puerta número quince hay una pareja de Phthirus pubis, el uno macho, la otra hembra, esperando que les concedamos acceso a la nave». Noé giró su cabeza, miró a su primogénito y le preguntó: «¿Son criaturas marinas o que viven en el agua?», «No, padre», le contestó Sem. «Pues entonces, bien tendrán un sitio en el arca», dijo Noé. «Pero, padre, hace tres días que ya dimos aceso a la pareja de gorilas, el uno macho, la otra hembra, infestados de Pthirus gorillae, así que pienso que tal vez no sea necesario meter una pareja de Phthirus pubis, pues son de naturaleza parecida», dijo Sem. «Serán de naturaleza parecida, pero no de la misma, pues Dios quiso que fueran diferentes, así que bien merecido tienen su sitio en el arca», dijo Noé. «Está bien lo que tú ordenes padre, pues las palabras que salen de tu boca son siempre sabias, pero insisto que tal vez no sea necesario que esa pareja de Phthirus pubis entre en el arca», contestó Sem. «No, si lo hago más que nada por joder a las generaciones venideras y por darles quebraderos de cabeza a los evangelicalistas, que van a ser muy pesaos, a ver cómo carajo dan sentido a esos bichos creados por el Altísimo», dijo Noé. «En verdad que tienes razón, padre, cuando dices que los evangelicalistas van a ser muy pesaos, y como así quieres que sea, haré entrar a la pareja de Phthirus pubis en el arca», dijo Sem, reverenciando a su santo padre. Y así fue cómo la pareja de Phthirus pubis, el uno macho, la otra hembra, entraron en el arca y por eso aún siguen entre nosotros.

21 comentarios:

Molkosister dijo...

Harry, he leido en otro sitio que va usted poniendo en duda la autenticidad y longitud de mis pestañas. Ya sé que le corroe la envidia, pero tenga cuidado no sea que vaya a caer sobre usted la maldición de la ladilla de Tasmania.

Harry Sonfór dijo...

Pues mire que no envidio sus pestañas, molkosister ¿ha pensado lo molesto que tiene que ser estar todo el día con las pestañas ahí chocándose con las gafas a cada pestañeo? Usted, que tiene la suerte de no llevar gafas, pero con gafas es molesto pero molesto.

Badil dijo...

Fácil. Pues porque según la teoría del diseño inteligente no puede faltar un tocacojones.

david dijo...

¿Y lo limpia que llevaría usted la parte interior del cristal de las gafas?

Harry Sonfór dijo...

Pues según la máscara de pestañas que se use, David, que si son waterproof aún va que te va, pero si no son waterproof se llenan todas de pegotes.

Helter dijo...

Dicen algunos teólogos heréticos que la plaga de langosta que envió Dios al Faraón por petición de Moisés en realidad no eran langostas, sino otra criaturita del zeñó cuyo nombre común también empieza por "la". Y no es casual que empiece por "la", ya que es a Eva a quien debemos el tener que currar y menstruar. Y la mujer puede hacer ambas dos cosas a la vez, y los señores no pueden. ¡A joderseeee, nenes!

Badil dijo...

Lo de la encuesta etnográfica, Harry: no se entera.Es usted el que se tiene que ir lejos, y entonces le gusta la jota.Asín es la cosa.

Harry Sonfór dijo...

Pues eso digo, bien lejos, tomando vino español, vino español, en Nochebuena y allá en tierra extraña, en Nueva York por poner un ejemplo.

Spanique dijo...

Estoooooo, ¿eso de "aragoneses" en el mundo me lo ha puesto pa'mí, o quééééé??

Y añado que lo de Badil (que no sé si lo dice de coña) pues es la verdad. No solo no me gusta la jota, me pone nerviosica. (Es lo que siempre he dicho). Resulta que fui a una velada que hacen en verano con conciertos y cine, yo sabía cual era la peli pero no el concierto (que hay de todo rap, rock gospel blues, lo que sea) Y me encontré con la escuela de jota de Sábiñanigo. Vi solo el final mientras esperaba la peli. Pues le juro que en un momento dado, que me dio una cosa muy rara,emoción pelos de punta, una cosa en la graganta, extraño sí...

Vamos que supongo que estas cosas, para explicar a los que no se han movido de Aragón, es como explicar lo que se siente con las cosas "sesuales" a uno que no lo ha probao, pues eso, que es difícil. Y no es que me gusten las jotas ahora, que no perooo...

Uno se puede decir que no pasa nada, que (en mi caso las Francias) son como en España... Y no. Hay días que te preguntas que coño haces aquí, que no entiendes a tus vecinos, ni los entenderás en la P... vida, y que no te adaptarás, pasarás etéreamente y sin hacerte notar en exceso (o lo menos posible), pero que no... que son unos tristes y unos imbéciles.
(Por ej con lo de la crisis cada vez que hablamos te sacan lo de ¿pero en España están peor, noooo??? asi como contentos y todo - yo no lo sé pero contesto que la verdad es que lo veo parecido.
Ya me he "quedao" bien Gracias Harry

Antonio Cardiel dijo...

Yo tengo dos comentarios, algo tontos, pero bueno, comentarios son:
- imagino que el pesao de Noe hizo lo mismo con las cucarachas, una macho y hembra la otra. No? Pues qué graciosico él!!!
- hoy en el corte inglés había muchos señores y muchas señoras bailando y cantando jotas. Mi propio quería ir a verlas, y mi hijita del alma me ha preguntado "mamá, qué es ese sonido?" Yo le he dicho, "nada hija, una memez" Me ha dado como miedo decirlo, pero es que sí, las jotas me parecen una memez!

Harry Sonfór dijo...

No, oiga, Spanique, que lo de aragoneses por el mundo va por Faren, que está en Montreal (http://cuantopelo.blogspot.com) y que la van a sacar en el programa de la tele y estamos todos muy nerviosos. Lo que no sé es si por Francia ya han pasao o no han pasao.

Harry Sonfór dijo...

¡Bienvenido a este blog, Antonio Cardiel! Pase y acomódese.
Pero oiga, que tengo una pregunta. Usted es el primer escritor de novelas que entra en este blog. Bueno, no, que entrar entran muchos escritores como perracos sedientos de ideas y luego se copian y lo ponen en sus blogs, aunque luego no lo reconocen. Quiero decir que usted es el primero que hace un comentario. Y luego, oiga, que leo el comentario y me digo que a ver si usted no es usted y lo que ha pasado es que aprocvechando el puente del Pilar ha pasado por casa de su hermana a ver a los críos, le ha pedido que le deje el programa de correo para ver su emailes y luego su hermana ha entrado, no ha caído en cambiar el nombre y ha salido este comentario con el suyo. Dígamelo, por favor, que me tiene en un sinvivir.

Harry Sonfór dijo...

Ojo, que si he acertao, me merezco como poco una botella de vino, por sagaz.

Spanique dijo...

¿Por qué una memez???

Cardiel, me deja usted perpepleja, que no le gusten es una cosa, a mí tampoco, pero es un mundillo con sus códigos, sus cosas, y al fin y al cabo es música, no es mas raro que la cantidad de lelos que les da por la world music y que se creen africanos de pura cepa, cuando no tenen ni zorra idea ni de donde situar Camerún en el mapa. Pero una cosa es lo que piense yo y otra cosa el respeto a cada uno, y si les pone y les gusta, en general, no hay nada que decir.

Le acepto "Odio las jotas", pero decir que son un memez, no la entiendo, argumente. No es mas memez que los cientos de zaragozanos que aprenden a bailar sevillanas o la muñeira en nuestra (su, que yo ya no estoy) ciudad porque tenían una tatarabuela con esos orígenes.

david dijo...

Lo emocionante sería que en Aragoneses en el mundo saliera Faren cantando: "No hay Virgen como mi Virgen/ ni tierra como Aragón/ ni mañica que me quite/ al maño que quiero yo" acompañada por un cuadro jotero de ladillas...

Trikki dijo...

Oiga, a mi se me ocurre que ni a todos los Aragoneses les gustan las jotas, ni a todos los Valencianos las fallas, ni a todos los Sevillanos la Semana Santa, pero sí hay una cosa en común, que si lo dices te miran la mar de raro, parece que cometes una herejía, que es por lo que Noé dejó entrar a las ladillas en el Arca dicho sea de paso, para fastidiar a herejes.

Trikki dijo...

Y ahora que pienso, si a los Aragoneses les gustan las Fallas, a los Valencianos la Semana Santa de Sevilla, y a los Sevillanos las jotas, ¿Por que coño no cambiamos de residencia?.

Marieta dijo...

A ver, que con tantos cambios de ordenador, de blog ajenos, y tantos cambios vitales, yo ya no sé ni quien soy ni quien no.
Que no fue Antonio el que dijo que la jota le parecía una memez, ni el que iba con su propio por el corte inglés ni con su hija... era yo!! Y por cosas de la técnica, me quedé con su ID en este ordenador y zas.. le suplanté

Por cierto, que sí, yo me iría a vivir a Sevilla y tan ricamente!!!

Harry Sonfór dijo...

¡Ole! ¡a ver esa botella de vino!

Inde dijo...

Harry, no me he leído el post ni los comentarios ni nada: sólo entro para decirte que ya tengo internés, que vuelvo a estar en el mundo (virtual), más o menos, y que me alegro una barbaridad (iba a decir "un huevo", pero qué tontería) de estar dándole al teclado con los dedicos para entrar en ésta tu casa.

Ah, qué gusto.

Joer, lo que voy a tener que leer en este puente pa ponerme al día...

Estoy tan contenta que hasta me doy cuenta de que le he tratado de tú, ya usted perdonará.

De paso, me perdone la siguiente franqueza, ya que estamos: ¡viva la madre que te parió!

Enrique Ortiz de Landázuri Izardui dijo...

Estimado señor Sonfór:

Soy un fiel seguidor de su blosj y vengo a pedirle su autorizada opinión, conocedor de su vasta sabiduría en la cosa poeteril. Verá, yo soy compositor musical y se me acaba de ocurrir la siguiente letrilla para una canción de mi próximo disco de fina inspiración:

Puedo escribir los vresos
más tristes esta noche.
A mis soledades voy,
de mis soledades vengo.
Vivo sin vivir en mí
y volverán las oscuras golondrinas
bajel pirata que llaman,
por su bravura, el temido.


¿Qué? ¿Le ha gustao? No, no me conteste ahora. Piénselo detenidamente y hágalo después de la publicidad. Huy, perdón, que se me ha ido la olla. Quiero decir que si le gusta me pasa usted su teléfono y se la canto.

Suyo affmo,

E. Chúnbury