sábado, 12 de diciembre de 2009

Frases para utilizar esta Navidad

Cambio Radical, su blog de confianza, ofrece a sus lectores, de forma gratuita y libres de todo compromiso con la entidad emisora, las últimas frases que pueden utilizar para meterse con sus personas más o menos queridas en estas fechas tan señaladas:

Tienes menos sustancia que la página web de Javier Rigau.

Eres más soso que la página web de Javier Rigau.

Eres más simple que la página web de Javier Rigau.

Eso se lee más rápido que la página web de Javier Rigau.

¡Tira, que pareces el webmaster de la página web de Javier Rigau!

Tienes menos contenido que la página web de Javier Rigau.

17 comentarios:

miguelgato dijo...

Y el de la camisa azul que hay al lao de Javier Rigau ¿quien es?.

Gloria dijo...

Pues no sabia de este mozo, porque en mi dimensión no existe ni la telebasura ni la prensa de las entrañas.

Eso si, desustanciao ciertamente lo parece.

Gloria dijo...

Pobre Lollo, como se ha de ver... Tengo una anécdota de cuando rodaba "Salomón y la Reina de Saba", que encima la explica George Sanders con ese gracejo AddisondeWitteano que le caracterizaba.

Por cierto, mi madre me explicó un dicho que corría por aquella época, y que decía que el malogrado Tyrone Power no se había muerto "d'una angina de pit" sino "d'un pit de la Gina"

david dijo...

Cuide, que como vea Quim Barreiros ese perrazo querrá lamerlo o algo así

lady in the radiator dijo...

Saltó la liebre.
Guardé celosamente el secreto, pero una vez descubierto ya... a sacar pecho.
Gracias, Harry.

Alberich dijo...

El "pit" que presuntamente lesionó al malogrado Tyrone Power ya no debe ser lo que era, a menos que el Rigau sea un traumaturgo y tenga más milagros que Lourdes. Y con esa pinta que se gasta, no creo, no...:-(

Harry Sonfór dijo...

No, no, Miguelgato, el de la camisa azul es Rigau, el otro es un perrete con cara de aburrido.

Harry Sonfór dijo...

Pues cuente esa anécdota, Glora, cuente cuente...

Harry Sonfór dijo...

Ay, Quim Barreiros no tiene límite, David...

Harry Sonfór dijo...

Calle, lady in the radiator, que cuando la he leído pensaba que escondía usted un afairete con Rigau y se me han puesto los vellos como a un gato frente a un doberman.

Harry Sonfór dijo...

Y a mí que el Rigau me recuerda al mentalista de la serie de la tele, Alberich.

anagadner dijo...

¡NOOOOOOOOO!don Harry, cómo puede decir que este señor con el peluquín de la Gina se parece al mentalista.¡NOOOOOOOOOO!¿se ha fijado en la sonrisa del mentalista?pero si sale el sol cuando sonrie...Y mire que es un tipo rubio y con traje de chaqueta, que son dos cosas que a priori me dan repelús
Uy, Lady,yo también me había pensao que tenía un afer con el Rigau, que susto

Gloria dijo...

Pues ahí va la anécdota de Sanders (resumida y sin la gracia de la narración original de Don Jorge Arenosas).

Contaba Sanders que la Lollo provocó un cambio temporal en las costumbres zaragozanas, verbigracia el paseo de la tarde.

Por cierto, que el paseo de la tarde por la vía principal de la ciudad le parecía a Sanders una excelente costumbre, ya que permitía a los hombres y mujeres de la ciudad tener la oportunidad de conocerse, cuanto menos de vista (Y digo" conocerse", pero Sanders, que tenía su punto golferas, ya se puede imaginar por donde iba).

En fin, a lo que iba, el cambio de costumbre al que Sanders se refería era que el paso habitual de los zaragozanos se desvió, durante el rodaje de "Salomón y la reina de Saba" por una longitud de dos manzanas, para pasar, justamente, por delante de la fachada del hotel en el que se alojaba Gina.

Verla era dificil, pero explica Sanders que cuando la actriz era vista por los paseantes entrando o saliendo brevemente al/del hotel, el rugido de la multitud era tal que helaba la sangre.

Inde dijo...

Pos pa mí que esa güé está hecha na más que pa que se vea el perrete.

Ahora, sí, sustancia, ninguna.

Harry Sonfór dijo...

¿Traje de chaqueta me lleva el mentalista, anagadner? ¿Como la Tita Cervera? jo, tengo que volver a ver la serie.

Harry Sonfór dijo...

Que buena historia, Gloria. Pues me huelo que entonces Gina se hospedaba en el Gran Hotel, a dos manzanas de la vía principal del ligoteo de la ciudad en esa época (de Paseo Independencia-Gran Vía).

Harry Sonfór dijo...

Poca o ninguna, Inde, pero... ¿No le recuerda al mentalista?