domingo, 20 de diciembre de 2009

Sobre los párrafos

A lo largo de todo este tiempo he comprobado que muchas personas han entrado en este blog buscando cosas relacionadas con las sangrías al inicio de los párrafos y los tipos de párrafos. Es posible que en la entrada del 26 de agosto de 2008 Sobre las sangrías no quedara del todo claro el asunto de las maneras de indicar el inicio de párrafo en una publicación, así que me dispongo a escribirles una entrada que lo aclare de una vez por todas.

En la actualidad existen dos tipos de párrafos. A saber:

Párrafo ordinario: el que se compone abriendo con sangría la primera línea. Así:


Párrafo moderno o alemán: sin sangría al inicio del párrafo. Para que el lector no se pierda en la lectura, se suele poner una línea en blanco entre párrafo y párrafo. Digo que se suele poner porque en su primera época, Tschichold, cuando iba de moderno, recomendaba no usar ese renglón en blanco, pues defendía que la línea corta de fin de párrafo ya era suficiente como indicador. En todo caso, el párrafo moderno lo solemos ver así:


Pueden hacer uso de uno u otro tipo de párrafo, eligiendo el que más les guste. Pero ojo, si usted es un cliente y le toca un diseñador que le presenta un trabajo con una mezcla del párrafo ordinario y del moderno:


esto es, con sangría al inicio y espacio en blanco entre párrafo y párrafo, golpéelo. Golpéelo hasta que reconozca su culpa. No se preocupe ni sienta lástima, los diseñadores que inician párrafo con sangría y luego ponen una línea de espacio entre párrafos tienen un sistema nervioso muy primitivo —equiparable al de los erizos de mar— y casi no notará las collejas. Él le dirá en su defensa que lo hizo para crear más «blancos» o para «facilitar la lectura», a lo que usted deberá responder «a ti sí que te voy a dar blancos y te voy a facilitar la lectura pero a hostias, tontolaba» mientras le sigue golpeando. Si consigue reconducir a su diseñador, recuérdele que al inicio de capítulo tampoco se debe poner sangría. Como es inicio de texto, no es necesario indicar el comienzo del párrafo. Es lógico. El lector ya lo sabe, lo ve. Si su diseñador insiste y le enjareta por dejadez la sangría al inicio del texto, golpéelo de nuevo. Así hasta que se le quite la tontería. Luego tienen también el párrafo español (la primera línea va sin sangrar y la última centrada al medio) y el párrafo francés (la primera línea va sin sangrar y las demás sangradas), pero los dos son bien horrorosos, así que no merece la pena decir más sobre ellos.

14 comentarios:

lady in the radiator dijo...

Yo me pongo de mala leche cuando la primera línea de un capítulo o sección está menstruando. Y mire que aparece frecuentemente, eh. ¿Puedo pegarles a los editores cuando sangren la primra línea? ¿puedo? ¿puedo?

anagadner dijo...

Ay don Harry, que estaba en estado de gracia al escribir este didáctico post.
Que así a bote pronto, al abrir el blog he visto el post de las nurses, he bajado a éste y la leer "sangría"me han venido a la cabeza ráfagas truculentas.en un instante se me han pasado y me han venido etílicas, que han sido descartadas en medio milisegundo,para centrarme ya en el tema.Ay don Hary, que bueno y que didáctico(ya me perdonará tantos halagos, pero me ha dao miedo lo de las hostias)

Gloria dijo...

Aiiinsss!! ¡Me va a retirar la palabra!

Pues ya me estoy pegando yo misma porque yo acostumbraba a dejar parrafo separador y sangria (menos el primer párrafo de cada capítulo).

En mi defensa no puedo decir que estaba bajo el influjo de alguna sustancia estupidifaciente (que soy pobre y de esas cosas no gasto), pero le aseguro que lo hacía así porque así me lo enseñaron.

La sangria francesa la suelo usar sólo para la sección de bibliografías y sí, es un rato fea.

Harry Sonfór dijo...

Claro que puede, lady in the radiator. Es más, debería hacerlo.

Harry Sonfór dijo...

No se preocupe, anagadner, si usted no mezcla los dos tipos de párrafos no tiene nada que temer.

Harry Sonfór dijo...

Ayyy, Gloria. Pero no pasa nada, haya paz. Usted a partir de ahora lo corrige y santas pascuas. Para eso estamos, para educar entreniendo, como la colección de Érase una vez esa.

miguelgato dijo...

Jodío blogger, le iba a poner párrafos con sangria de primera línea pero al aceptar el comentario elimina la sangria (es que he hecho prebas antes).
Hace usté bien, así es como hay que tratar a esos indeseables que usan las sangrías.

(Querido diario:
Hoy por mi seguridad he decidio usar Güor sin sangrías de primera línea ni espacios entre párrafos.)

Tuzut dijo...

Justamente hace unos días un diseñador me ofreció para un trabajo esa combinación de los dos estilos.
Yo, sin saber nada de diseño pero habiendo leído algo alguna vez, entorné los ojos en dirección a la humanidad del hereje y sólo guardé un silencio acusador. Vamos, que es un amigo. Pero la acusación era "este hombre no lee ni los almanaques". Acusó recibo (tambien en silencio) y cambiamos de tema, como por ejemplo la cara que ponen los perros cuando pasean en bote.

Harry Sonfór dijo...

Pero si las sangrías son preciosas, miguelgato. Y útiles. A mí me gusta más el párrafo ordinario que el alemán, todo hay que decirlo. Ahí con sus sangrías, bien pincho.

Harry Sonfór dijo...

Es cierto, Tuzut, los perros cuando pasean en bote ponen cara de perro que pasea en bote. Es algo consustancial a su naturaleza y lo llevan en sus genes grabado a fuego por el primer perro silvestre que fue paseado en bote. Ellos lo saben y ponen esa cara. Cuando van en coche con la cabeza fuera de la ventanilla ponen la cara de perro que va en coche y de paso se refrescan la lengua.
Sea usted bienvenido, Tuzut, ésta es su casa.

miguelgato dijo...

Tuzut, maimpresionao su flickr, es usté un crack.

Saludos.

Tuzut dijo...

Tante Grazie per your maravilhoso comment, Mister Miguelato...ya ve, cada vez que recibo un elogio inesperado se me mezclan los idiomas. Gutennacht!

Tuzut dijo...

Gracias por la bienvenida, Mister Sonfór. Vuestro blog es radicalmente hilarante...hasta parece usted un entomólogo de los de antes agitando pinzas (o un filatélico agitando lupas o quizás un chivo en montacargas agitando patas). A propósito de chivo en montacargas, ¿ha visto usted uno alguna vez? Le aclaro que se comporta muy parecido al perro en bote pero en el interior de su cerebro el febril proceso resulta ser todo lo contrario. Se lo aseguro.
Salud y feliz año nuevo, que seguramente será peor que el 2011 pero mejor que el 2009.

Harry Sonfór dijo...

Pues no he visto un chivo en un montacargas, pero tiene que ser curioso, sí.
Igualmente, Tuzut, feliz año nuevo.