jueves, 28 de abril de 2011

¡Felicidades, Ann!

Hoy, 28 de abril, celebramos el cumpleaños de Ann-Margret Olsson, que nació en Valsjöbyn, Jämtland, Suecia, hace 70 años, y de paso también celebramos que, oigan, así entre nosotros, la presentación de Un día me esperaba a mí mismo de Miguel Ángel Ortiz Albero estuvo bien, pero bien concurrida. Muchas gracias a todos.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Repito: que no pude ir, que lo siento mucho, que otra vez será...
cano

El Ente Dilucidado dijo...

Pero qué cuadrilla más grande, Diosmío...
Eso es que daban Vds canapés... porque no me creo yo que la literatura convoque a tanta gente (si me dijese la Belenesteban o la boda ésa que han puesto hoy en la tele, quizás, pero la literatura...).

Yo no pude estar, oigan, don Harry y Milady. Pero como si hubiera estado... Que le puse una vela a San Judas Tadeo y otra a San Pancracio para que todo fuese bien esa tarde y la editorial tenga mucho éxito y dure muchos años (e, incluso, si puede ser, que se hagan ustedes ricos y cresos).

En serio.

El Ente Dilucidado dijo...

Y sí. Felicidades a doña Ann-Margrett, oigan.
Qué guapa que era. Y qué mujerona (de joven y de no tan joven). Y qué naricica más respingona tenía. Y qué escote más bonito.

Desiderio Hormigo dijo...

Pues me alegro y mucho señor Sonfor, no por Ann de la que desconozco todo, sino por su editorial por su libro y su autor.
Cuando lo haya leído le daré mi opinión (aunque no me la pida)
Suerte (claro y salud)

Harry Sonfór dijo...

Pues de la próxima no se salva, Don Cano. Le iré a buscar a casa, si es necesario, vestido de latinquín.

Harry Sonfór dijo...

Nada, sin canapés, El Ente. Así está la cosa. Ojo, que había vino Caré bien bueno.
Pues para la próxima también. Otra vez que me tocará vestirme.

Harry Sonfór dijo...

Muchas gracias, Desiderio Hormigo. Que el Altísimo le oiga. Bueno, el Altísimo y los compradores de libros.

lady in the radiator dijo...

ole, pues yo les dedico hoy un perrete, que sé que a don harry le gustan las fotos de perretes

Harry Sonfór dijo...

¡Ay, qué majo ese perrete, lady!

marideliwes dijo...

Un libro precioso, Sr. Sonfór. Que me he jartao de llorar, oiga. Que también ha podido ser por el catarro, ojo, o porque, a lo mejor, quién sabe, también me ha atacado a mi la alergia, que no voy a ser la única en el mundo que no tiene alergia a nada. Pero que es difícil de agarrar en las primeras páginas, pero que en cuanto te atrapa ya no puedes soltarlo. Ay. Precioso.

Harry Sonfór dijo...

¡Cómo me alegra que le haya gustado, Marideliwes!

Anónimo dijo...

Además, es el primer libro de España que no se puede reproducir por medios óptimos.


Tojunto

Harry Sonfór dijo...

Es verdad, Tojunto. Nada, que no hay manera. Bien.