viernes, 14 de marzo de 2008

J. M. Barrie


En la foto superior, James Matthew Barrie (1860-1937), autor de Peter Pan, junto al niño Peter Llewelyn Davies (1897–1960), que inspiró el personaje del protagonista.
En la foto inferior, el Capitán Garfio y Peter Pan en Return to Never Land (2002) de la factoría Disney.

9 comentarios:

Helter dijo...

Oiga, y ese niño, ¿qué relación tenía exactamente con JM, digo, con J.M.? Ej que no sé, como que me recuerda un poco al rollete que se llevaba Carroll con Alice...

Trikki dijo...

Es curioso, pero puedo dar fé que al menos, para mis niñas, Peter Pan es superior en interés a cualquiera de las de la factoría Disney. El resto se las han machacado, pero no suelen repetir,se cansan, sin embargo con Peter Pan no les pasa eso.

Como ya están en edad de ver algo más que dibujos (6 y 4) hace poco lo intenté con Hook, esa en la que Dustin Hofman "odiaba" a Peter Pan, pero no tuve éxito, aguantaron diez minutos, sin embargo el cuento con ilustraciones de la peli si se lo lee la mayor a la pequeña.

Entonces las Navidades pasadas se nos ocurrió algo, las llevámos a ver "encantada", que empieza en dibus, pero es pelicula básicamente. Vimos al Doctor Shepper (Anatomía de Grey) que para Disney si se afeitaba.

La peli (que además les recomiendo) es un puñetazo en la mesa de la factoría Disney, reivindicando lo suyo, los ogros son malos otra vez, ¿cuando han sido los ogros buenos antes de Srek?,vuelven los enanitos, los zapatos de cristal, las madrastras malas, los principes azules y la pureza del corazón en una mezcla y homenaje a todos los cuentos llevados por la factoría al cine, muy modernizada eso si. Hay un plano clavado al de blancanieves y los siete enanitos, cuando la prota en pleno Nueva York se asoma a la ventana a cantar, para que los animales le ayuden con la limpieza.

Harry, a las niñas les encantó, pero puedo asegurarle que los adultos que habíamos en el cine lo pasámos mejor que los niños. ¿será complejo de J.M.Barrie?.

Felices vacaciones.

Harry Sonfór dijo...

Tranquila con eso, Helter, que parece que ya en su día se insinuó el interés de Barrie por los niños de la familia Llewelyn Davies, pero los mismos hijos, ya de mayores, declararon que no, que Barrie fue para ellos un buen tipo que actuó como un buen tutor en la ausencia de su padre. Hay una película, con Johnny Deep haciendo de Barrie, melíflua y victorianaza, que creo que mejora la realidad (el Deep sale más monín que el Barrie de las fotos).

Harry Sonfór dijo...

Oiga, trikki, las parodias de las escenas musicales de Disney se pueden ver en otras películas anteriores a «Encantada». En Shreck hay una con la princesa reventando pollos con su canto y en «Cómo eliminar a su jefe» sale otra, mezcla de animación e imagen real, que es rebonica. Bien, confieso que soy fan de los números musicales del Disney clásico. Bueno, soy fan de los números musicales y de los números musicales con nadadoras sincronizadas, todo hay que decirlo.

Trikki dijo...

Oiga, ¿y con patinadoras?¿no me dice nada de las patinadoras?

Badil dijo...

Shreck!
¡Ha dicho Shreck!
Haré una entrada en su honor

Harry Sonfór dijo...

Nada, Trikki, de las patinadoras no le puedo decir nada, que a mí las patinadoras ni fú ni fá. Sin embargo, puedo volver a ver «El cuchitril de Joe» o «Flubber» sólo por disfrutar con sus números musicales. Ese número de las cucarachas a lo Esther Williams en el retrete de la primera o el número brazilian de la segunda con todos esos pegotes verdes bailando y haciendo sonar instrumentos es lo más grande del mundo mundial.

Mónica González Caldeiro dijo...

Para mí, Peter Pan es EL clásico de la literatura infantil por excelencia. Desde que leí la obra original (también traducida por Leopoldo María Panero al español) he estado absolutamente obsesionada con ella. Y "Finding Neverland" me gustó mucho, pero es que con Johnny Depp en cabeza es difícil no acertar.

Harry Sonfór dijo...

Bienvenida, Mónica. Es un placer verla por aquí. También leí «Peter Pan» y la verdad es que me gusta más todo lo que rodea a Peter Pan que el libro. Bien, el libro empieza bien, pero al cuarto capítulo le fui perdiendo interés. Sin embargo, oiga, lo del complejo de Peter Pan y lo de la familia Llewelyn Davies me parece mucho más interesante. Un día tenemos que sacar el asunto de «El Mago de Oz», a ver si alguien que pase por aquí que sepa de economía desentraña esa teoría que dice que lo del Mago de Oz es todo una fábula llena de métaforas sobre la economía americana.