sábado, 1 de enero de 2011

¡Feliz año!

Un muy feliz año 2011 a todos. Como ya es costumbre en esta casa, abrimos el año con Aurora Redondo en la cabecera, bien guapa, que nació el uno de enero de 1900, con el siglo pasado. Un siglo complejo que todos compartimos de algún modo. Bueno, vale, el gato de seis años que se conecta a escondidas a internet cuando todos se acuestan y piensan que duerme como los demás gatos no cuenta. bueno, vale, también cuenta. Recuerden que según el calendario azteca el 2012 es el último año que nos queda. Habrá que vivirlo intensamente; habrá que hacer realidad lo que siempre hemos deseado. Pero ojo, guardando las formas, no vaya a ser que los aztecas se equivocaran con las fechas y luego nos peguemos la tira de años arrepintiéndonos de las fechorías perpetradas en el 2011. Nada, todo en su medida.

5 comentarios:

Spanique dijo...

Muchas gracias Sr Sónfor. Yo creo que esto del año nuevo está sobrevalorado... Yo llevo el mismo resfriao que el añao pasao. JOOOO (o peor)

Pues eso, solo cosas buenas para usted y su sra.

Puigcarbó dijo...

se sabe en que día del año 2012 se acaba el Mundo. Más que nada es para cogerme antes un mes de vacaciones, que si no lo pierdo.

Buen año 2011!

Inde dijo...

Oiga, mi santo también nació el 1 de enero. Así que no cumple tantos años como Aurora Redondo, pero se acaba de hacer con una cincuentena, que también es redonda. Y está mu majo, ¿eh?, mu resultón. Y le envía saludicos, que lo tengo aquí a mi vera.

¡Felicismo año!

faren dijo...

Feliz año a usted, su señora, su huerto, y a todos los seguidores de este blog.

Harry Sonfór dijo...

¡Hale a cuidarse, Spanique!

Nada, no se sabe, Puigcarbó. Bueno, sí, lo saben los del Pentágono, los illuminati y los de la NASA, pero no nos lo van a decir. A ver qué dicen las Wikileaks.

Pues su santo tiene el problema de que se le junta el papa noel con los reyes y el cumpleaños y al final le dicen: «te hemos regalado esto para las tres cosas, que como tienes las fiestas tan juntas pues así mejor, un regalo y vale...». A mí también me pasa, ojo, menos, pero me pasa.

Feliz año, Faren, a usted y a toda la familia.