domingo, 29 de noviembre de 2009

Otro sueño (II)

Un hombre entra por la mañana en una luminosa cafetería del centro de una gran ciudad. Es otoño, hace un día soleado y la luz penetra, muy blanca, por los ventanales, haciéndose sitio a través de las ramas recién podadas de los plátanos. Pide un café solo, posa el pie izquierdo sobre el reposapiés de la barra, el tacón del zapato choca con el metal y suena un «clin». Justo debajo del hombre, bajo sus pies, hay una misma cafetería, vuelta del revés. Justo debajo del hombre hay otro hombre igual que reposa el pie derecho sobre el reposapiés. Tanto arriba como abajo hay una camarera que sirve un café solo al hombre de la barra. El hombre que abre la bolsita de azúcar y vierte su contenido sobre el café solo viste un traje gris marengo; el hombre que vierte su contenido sobre el café solo de abajo es totalmente negro, parece que está enteramente lacado en negro. Así también la barra de abajo, la taza de café de abajo, la camarera de abajo, la cafetería de abajo, están enteramente lacadas en negro. A través del ventanal de arriba se ven coches y autobuses que circular, personas que caminan de un lado a otro. A través del ventanal de abajo solo se ve un sol rojo oscuro, ardiente, sobre un fondo de laca negra que se craquela y burbujea. En ese momento me despierto acalorado, bajo el cobertor hasta los pies de la cama, voy al baño y me lavo la cara con agua fría.

22 comentarios:

Arkab dijo...

Harry, estaba yo pensando que el encargado de la limpieza de esa cafetería tenía bien merecida una gratificación hasta que leído que los de abajo son otros que van lacados en negro, seguramente porque se les derramará el café encima, que es que no se puede tomar el café bocabajo, que tiene que ser hasta incómodo. Me voy a por lo churros, ea.

anagadner dijo...

Uys, los últimos sueños que recuerdo de esta semana son sobre trabajo, qué horror, estoy trabajando, y me llaman para encargame objetos imposibles, y mientras tanto mi trabajo no me sale bien, y encima,están las personas con las caras muy arrugadas..afortunadamente, yo no me veo.Las Mendes llevamos las arrugas muy bien de toda la vida(cuando salgan, claro..)

Gloria dijo...

Aaaay! Que me ha quitado a Pepe Isbert de la cabeceraaaa!

Aunque no me quejo mucho, que Cary Grant tampoco está nada mal.

Harry Sonfór dijo...

Pues iba la cosa por ahí, Arkab, oigs, esos suelos negros de cafetería de los setenta bien pulidos.

Harry Sonfór dijo...

Bah, no hay prosa para que salgan, anagadner. Mire, Ayer mismo salía la Mendes en una peli toda jovenzana, con la cara como una pandereta de anchuca. Bien guapa estaba.

Harry Sonfór dijo...

Claro, es que ayer recordábamos la muerte de Pepe Isbert y hoy la de Cary Grant, Gloria. Mañana toca cumpleaños, que cumple años Jorge Negrete. Ole Negrete.

anagadner dijo...

uys "garygran", que majo...

Harry Sonfór dijo...

Nada, hoy toca Jorge Negrete, que rima con Pauley Perrete.

anagadner dijo...

54 seguidores!!!!a pesar de Jorge Negrete...

Harry Sonfór dijo...

Oiga, esto está imparable, Anagadner. Un no parar.

anagadner dijo...

¿son todo señoras?Miguelgato, Arkab, cuidao con don Harry, que quiere crear la modalidad de blogjsharén, pa dar envidia mas que nada, que se ha venido arriba con el premio PPT de la RATA

Harry Sonfór dijo...

Que no son todo señoras, que también hay señores. Hay más señoras que señores, eso también, pero para mí que eso es por que las señoras son más de hacerse seguidoras que los señores (que son más de hacerse seguidores).

Badil dijo...

La proliferación ( que NO es una desviación sexual) de señoras es por lo de la laca pol suelo.
Quesque debajo del bar lo que ha montao es una peluquería. Tanto y tanto que sabemos de pisicoanalís y no sabemos descifrar lo cotidiano.
Ay, en que me tendrán las cabezas...

Inde dijo...

Este Arkab es la hostia. Primico hermano suyo, Harry. No veas qué mundos raros me estaba yo montando ya...

miguelgato dijo...

Oiga Harry, ¿el hombre que entra en la cafetería no será usté?
Lo digo porque sus atributos viriles traspasarían las dos realidades bidireccionalmente, menudo mal rollo ver salir del suelo de la cafetería una punta di'haba lacada en negro.

Harry Sonfór dijo...

Pues a ver si va a ser eso, Badil.

Harry Sonfór dijo...

¿Una puntalaba lacada en negro, Miguelgato? ¿en esas cosas piensa cuando me lee? ¡Ángelamaría!

Harry Sonfór dijo...

Que no es primo hermano, Inde, lo que pasa es que anda bebiendo vino aragonés y todo se pega.

miguelgato dijo...

No he podido remediarlo Harry, me imaginaba una y otra vez a usté en plan trípode descompensao tomándose el cafe e invadiendo universos paralelos con su apéndice.

Harry Sonfór dijo...

Miguelgato, me gustaría que me imaginara también como un ser sensible, con sentimientos. Vale, bien, como un trípode descompensao, pero con sentimientos. No todo va a ser eso.

A princesa no xardín dijo...

Es usted tan prolífico con sus entradas (señor MiguelGato, no aproveche esto para hacer suposiciones sobre invasiones transdimensionales, pofavó) que no consigo dejarle comentarios. Y yo que venía a contarle mis sueños recurrentes...

En fin, se los resumo rapidito: 1) reencuentros con seres queridos que han muerto, y que me dan una alegría apareciéndoseme con ganas de echar parrafadas; 2) espacios abiertos, carreteras desiertas cruzando el monte, siempre de noche; 3) he vuelto al instituto o a la universidad y tengo que cursar asignaturas de nuevo; 4) llego tarde a un examen; 5) bichejos alados, feos, amenazantes, que vuelan fuera de la casa del pueblo y miran al interior a través de las ventanas. Y yo, invariablemente, estoy dentro; 6) persecuciones, posesiones demoníacas, y situaciones desagradables en general; 7) baños públicos destartalados, demasiado estrechos y sucios, en los que los pestillos no funcionan o no hay puerta o, si la hay, es demasiado pequeña y no hay intimidad posible.

Y aquí me paro, que me va a vetar usted de su blog, y eso no lo quiero.

Harry Sonfór dijo...

Pero cómo dice que la voy a vetar, A princesa, con lo que me gusta todo lo que cuenta.