sábado, 14 de noviembre de 2009

Un engendro monstruoso


Se trata de un engendro monstruoso fruto de una imaginación desquiciada... Rechazable en absoluto.


Nota de un censor español sobre la película La noche del cazador, basada en la novela de Davis Grubb y dirigida en 1955 por Charles Laughton, con Robert Mitchum, Billy Chapin, Sally Ann Bruce, Shelley Winters, Lillian Gish, Peter Graves, Evely Varden y James Gleason, en el libro La censura cinematográfica en España, de Alberto Gil, Ediciones B, Barcelona, 2009.
En la foto, las manos de Robert Mitchum en una foto promocional de la película con su característico tatuaje pre rapero. En los dedos de su mano izquierda leemos «TE» y en los dedos de su mano derecha, al revés, leemos «LO».

15 comentarios:

anagdner dijo...

love hate...bueno robermichun..cómo está en esta peli(bueno y en el cabo de terror..ays..)
le dejo un enlace que me parece curioso..y seguimos con "onirismos"
http://www.youtube.com/watch?v=3nreXJIqpPw&feature=related

Harry Sonfór dijo...

Claro, si símbolos oníricos y mitológicos se pueden encontrar en todos lados, Anagdner. Lo tremendo es el trabajo que se ha llevado este hombre para mostrar los evidente, ahí con los subtítulos y buscando escenas. Pues está bien. Ojo que igual se puede hacer con Rambo, pero las escenas quedan más sosas, que el Charles Laughton era un esteta.

anagadner dijo...

ah, sisi..si me parece tremendo el curro del tipo este para hacr el montaje, es como una clase de sicología froidiana para críos...y el curro que se ha metido el tipo este, sólo pal yutuf, pa nada mas...ays, que veo heroés a mis alrededores constantemente, no me diga que no...Que trabajar pa algo, pues eso, pero par ná¡tiene un mérito...!
Y pobre Laughton, que con lo grandote y tal que era, la crítica lo hundió como a la barquita...pobretico mio, y ya no hizo ná mas...no me diga( hoy no me lleve la contaria¿eh?), eso, no me diga que el hombre hubiera podido hacer grandes pelis, bien arropadico como estaba...

lady in the radiator dijo...

Una foto promocional increíble, genial, impresionante... (se ve que teng el día sensible)

Gloria dijo...

Creo que a Laughton le hubiera dado gustirrinín dejar al censor tan escocido: máxime cuando había crecido como católico estricto (y como suele pasar, salió bastante rebotado de la religión), así que soliviantar a un censor de esos de porelamperiohaciadiós le hubiere divertido bastante.

Tipo curioso, Charles: por un lado, nos pinta un predicador malvadísimo con el gesto desorbitado de Mitchum, por otro, iba leyendo por toda Norteamérica pasajes de la Biblia (En su traducción vernácula jacobea).

Claro que también es cierto que a renglón seguido de un pasaje del antiguo tesatamento, le colaba pérfidamente a su audiencia de las Américas profundas, un texto de Kerouac o a Sócrates según Platón... Pues no era nadie, Laughton

Yahuan dijo...

ayayay, ya que viene a cuento diré sobre la censura que la opinión de uno no puede valer para la acción de muchos, aunque si además me quito el prejuicio también diré que la opinión no razonada de muchos no puede valer para la acción de ninguno. Esto lo digo porque se me fue la mente ya que no conozco mucho de esta película.

Un abrazo.

Harry Sonfór dijo...

No, que hoy no le voy a llevar la contraria, anagadner.

Harry Sonfór dijo...

Sea usted bienvenida, Gloria. Pues sí que era fino Laughton, sí.

Harry Sonfór dijo...

bueno, lady in the radiator, en realidad es un cacho de la foto promocional...

Harry Sonfór dijo...

Pues es una película bien divertida, Yahuan, hay que verla (es opinión de muchos y ahora de uno solo, háganos caso de una u otra manera).

lady in the radiator dijo...

La verdad es que me sorprendía. Viva pues ese cropping tan vistoso!

Harry Sonfór dijo...

Pues es que croppingueé porque Mitchum salía ahí poniendo cara de comedia. Para mí que le hicieron la foto antes del rodaje y aún no se había leído el guión o que estaba en mitad de una farra.

Gloria dijo...

Pues tratándose de Mitchum, la opción "estar en medio de una farra" no es en absoluto descartable... Aunque a decir verdad el predicador Powell siempre me pareció como colgado de algo: ¿Tal vez había comido demasiadas lenguas de gato (a falta de lenguas de fuego pentecostal)?

Es famosa la anécdota según la cual un dia Mitchum le añadió líquido al radiador del productor de "la Noche del cazador", Paul Gregory (con quien digamos que no tenía muy buena sintonía), y no era agua destilada sino de aquella a la que le cantaba Pablo Carbonell

Harry Sonfór dijo...

Pues a eso es a lo que se le llama ahora uso sostenible de combustibles y líquidos refrigerantes ecológicos alternativos en vehículos propulsados por motor de explosión.

elradia dijo...

Como me pone el Mitchum, heterosexualmente hablando.