jueves, 8 de julio de 2010

¡Eh!

Suele pasar que en la relación retratista-retratado es el primero el que se acerca al segundo, y no al revés. Suele pasar que en la relación observador-retratado el que mira es el primero y el segundo es el que se deja mirar. Pues este retrato infringe todas las leyes con el mayor descaro. Si Mimosa, en lugar de ser una gata, fuera una actriz, estaría rompiendo la cuarta pared. Qué digo la cuarta, y la quinta, y la sexta pared.

La foto es de Mis adarmes. Qué digo de Mis Adarmes, la foto es de Mimosa. Y de todos ustedes, los que se han dejado mirar.

8 comentarios:

mindinmungui dijo...

¡Es preciosa!

laMima dijo...

Cierto, todo al revés...¡hola Mimosa guapa!

david dijo...

Ya lo dice la greguería
"Los fotógrafos hacen constantemente fotografías a los gatos; pero los gatos son los que hacen las mejores fotos a los fotógrafos."

Helter dijo...

Lo que los gatos odian son esas fotos en grupo de cachorritos emperi-follaos de los calendarios cutres. Si no fueran tan perezosos las quemarían todas.

lady in the radiator dijo...

^.^

Harry Sonfór dijo...

Esa greguería viene que ni pintada, David.

Ojo, no a todos, Helter, yo he conocido gatos a los que no sólo les gustan esas postales y calendarios sino que los coleccionan. En realidad, los gatos, y todos los animales en general, odian a los fotógrafos Tom Arma y Anne Geddes. Los odian con tanta fuerza que no sé cómo los dejan dormir.

lady in the radiator dijo...

no dejo de venir a ver a Mimosa

Harry Sonfór dijo...

Claro, Lady in the radiator, como que hay que venir al menos una vez al día a saludarla, que pasa lista.