viernes, 18 de marzo de 2011

Y claro, pues seguimos con las ballenas



Fragmento de la película Werckmeister harmóniák, de Béla Tarr (2000), que aún no he tenido ocasión de ver, pero que si la socia dice que es buena, será buena, o más.

3 comentarios:

lady in the radiator dijo...

que a lo mejor El tango de satán (satantango, 1994) no se la recomiendo, que dura siete horas y media.
Pero la veré, y si mola, le pediré que la suba en este blog tan fino, en trocitos si hace falta.

laMima dijo...

La música es bien chula Don Harry.

Anónimo dijo...

Livingston. Era un perdido.

Tojunto.