viernes, 2 de enero de 2009

Mara Corday

Hoy celebramos el cumpleaños de Marilyn Joan Watts, más conocida como Mara Corday. Marilyn nació el 3 de enero de 1930 en Santa Mónica, California. Hija de Emerson Watts and Shirley Wood, Marilyn comenzó a trabajar a los 13 años como acomodadora en los teatros Belasco y Mayan de Hollywood y como modelo fotográfico a los 15. A los 17 años, entra a trabajar como chica del coro en el Earl Carroll Theatre, un cabaret restaurante de Sunset Boulevard que se jactaba de tener las más bellas chicas del mundo. Es en ese tiempo cuando Marilyn decide cambiar su nombre por el más exótico Mara Corday. Fue pin-up en muchas revistas y calendarios, Miss Octubre de 1958 en la revista Playboy y actriz en varias películas de ciencia ficción de serie B, como Tarantula (1955) de Jack Arnold, que va sobre el ataque de una araña gigante; The Giant Claw (1957) de Fred F. Sears, que va sobre el ataque de un pajarraco gigante; The Black Scorpion (1957) de Edward Ludwig, que va sobre el ataque de unos escorpiones gigantes. Después se casó con el también actor Richard Long, tuvo tres hijos y, tras quedar viuda, volvió a la gran pantalla, donde interpretó diversos papeles en películas dirigidas por Clint Eastwood, al que conoció en el rodaje de Tarantula y del que se hizo muy amiga; pero ya no fue lo mismo, porque no salían bichos gordos y a nosotros nos gusta Mara Corday cuando es atacada por bichos gordos. Qué le costaba a Clint Eastwood ponerle un bicho gordo para que fuera atacada al menos un poco. Quince minutos de bicho gordo y luego ya que siguiera la película con su trama normal. Pero no, Clint Eastwood decidió sacarla sólo en películas de tiros y persecuciones de coches. Que mucho que Clint Eastwood es la leche, que Clint Eastwood es un director buenísimo y un director muy aclamado y muy premiado, pero a mí, entre nosotros, Medianoche en el jardín del bien y del mal me parece un truño aburrido y Million Dollar Baby, flojica. En todo caso ¡feliz cumpleaños Mara Corday!

18 comentarios:

Yahuan dijo...

La verdad es que no tengo el gusto de conocer a esta Mara ni de cerca ni de lejos ni de nada, no, no me suena. Ahora, que si actuaba en películas de bichos gigantes..., eso ya es otra cosa. Habría que ver alguna de las pelis, sí señor, eso es de cultura general, y yo que mucho presumo, también podría tener dicha cultura general.

En fin, un culto abrazo.

Harry Sonfór dijo...

Al menos, Yahuan, tiene que ver The Giant Claw, que sale un pajarraco con cuello de pollo pelao que en el trailer dicen que es muy terrorífico pero que parece el primo hermano de la gallina Caponata. Miedo, lo que se dice miedo, no da, todo hay que decirlo.

Spanique dijo...

Pos zí, estoy de acuerdo, soy poco de Clint Eastwood...

Y por mucho que lo aclamen, yo cuando veo sus pelis, no acabop de entender lo que piensa este señor... No se si me explicaré. Las historias en el cien en el fondo son las mismas : amor, odio, bichos, vida, muerte... Lo interesante es el ojo del director (vamos, en literatura para mí es lo mismo) y con Clint nunca sé si le parece bien o mal, si está por o contra,y me da que se le atribuye un "segundo" grado que no manifiesta el señor alcalde de Carmel...

Le pongo como ejemplo una peli del Steven Seagal "The patriot" en que la cosa va de una banda de neonazis americanos y el es un científico (se lo cree uno enseguida al Seagal de científico de renombre) : el tío (personaje o persona, pues se confunden) "Yo estoy a favor de que la gente tenga armas en casa, pero esos tíos son locos peligrosos" y me gusta lo que piensa o no (o sea, no me gusta) pero lo entiendo... Al Eastwood, no... Será que con los años me vuelvo espesa...

koldo dijo...

Pues he de confesar que la peli de clint que me gustó fue Sin perdón, y eso que la vi en el cine de Las Arenas en primera fila con la nuca descoyuntada. Las otras se me escapan.
Pero de todas formas, feliz cumple para la playmate!!!

Harry Sonfór dijo...

¡No se moja! ¡Clint Eastwood no se moja!

El Aviador Capotado dijo...

¡Genial! Lo de ACEPA más. He pasada años de mi vida pilotando aviones. Actualmente, entre otras cosas, escribo (aficionado) joder, me salió el punto chungo, “aficionado” suena como a… concurso de radio antiguo o casa de putas de las de mi época. ¿Es usted puta? No, aficionada, pero lo hago por… Pts.
No sé, no sé. Supongo que será cosa de la falta de oxigeno allí arriba. Escribo hipóxico perdido y tristón.
TODOS CON ACEPA
Miranda, gracias por traerme aquí.

Saludos

Harry Sonfór dijo...

Bienvenido, Aviador Capotado. Todo tiene una explicación: enumere los pilotos de avión y escritores que conoce. A ver: Antoine de Saint-Exupéry, el de «El Principito» y Richard Bach, el de «Juan Salvador Gaviota». Los dos eran pilotos de avión. ¿Conoce alguno más que se pueda salvar de la quema? Ojo, que no tengo nada contra los pilotos. Mire Bruce Dickinson, del Iron Maiden, que es piloto de avión y canta y el hombre no hace mal a nadie.

El Ente Dilucidado dijo...

Ayyyyyyiiiis...

Es que esta moza y la Julia Adams (la que salía en esa otra peli famosa con bicho: El Monstruo De La Laguna Negra. O Creature From The Black Lagoon; que así, en inglés, queda más fino y más como de connaisseur) estaban tan bien hechas que parecían dibujadas.

Y es verdad, coñe... Estas mocicas, tan aparentes y tan perfectas, con bicho ganan mucho.

Esto debe de ser otra parafilia, maese Harry.

Va a ver usté como al final tendremos que ir al médico a hacérnoslo mirar (Cagüenla. Con la vergüenza que me dan a mí esas cosas...)

El Ente Dilucidado dijo...

Por cierto, que a mí, el Clint Eastwood me parece un director muy serio y muy formal. Sus películas, la verdá, no las he visto todas, no (ni me lo planteo. Ahora, si se tercia...).
Y Medianoche En El Jardín etc etc me gustó mucho. Sí, ya sé que, básicamente, consiste en una rapiñada tardana en el realismo mágico latinoamericano trasplantado a Georgia y tal y tal... (treintaycinco años después). Pero bueh... Es efectiva. Y agradecidica.
Sin Perdón es un pedazo de western (que decían los contertulios del Garci en el programa aquél que echaban los lunes por la tele en la segunda y que siempre estaba lleno de humo de cigarro... qué tiempos... hasta dejaban fumar en la tele). Como El Jinete Pálido. Como Infierno De Cobardes.

Eso sí: Los Puentes De Madison es una ñoñería insoportable. Una cosa nociva para la salud. Una falta de respeto. Un delito.
Y no digo más, porque a mi señora esposa (madame Elentedilucidado, of course) le gusta mucho. O eso dice ella (en realidá le hace llorar. Y no entiendo por qué a las señoras en general las películas que les hacen llorar les parecen buenas. A mí las que me provocan semejante disgusto me parecen abominables. Matrix, por ejemplo. O El Código Da Vinci. O Al Otro Lado De La Cama).

Bueh... pues que le gusta a mi señora, digo. La de los puentes. Y como, por casualidá (Dios no lo quiera) lea esto, a lo peor se mosquea y toma sus represalias...

Así que me callo y me voy a la cama.

Chau chau, mes amis.

(P.D. A ver si se acuerda vuesa mercé, maese Harry, del cumpleaños de doña Julia Adams. Yo no me lo sé. Pero voacé es un pozo sin fondo de sabiduría y seguro que ya lo tiene en la agenda).

Harry Sonfór dijo...

Sí, señor Ente Dilucidado, la señora Julia Adams celebra su cumpleaños el 17 de octubre.
Y bien, puestos a parafilias, pues el gusto por las señoras con monstruo que las asusta es una parafilia mucho más sana que la de amputarse partes del cuerpo, vestirse de bebé y dejarse dar cachetadas ahogándose con una bolsa de plástico en la cabeza, por ejemplo, que me parecen parafilias más bien sórdidas. Tenemos parafilias más bien sanotas, de andar por casa. ¿Le he contado la de las peleas de chicas en bikini en piscina de barro con un caimán dentro? Vale, bien, esa también es una parafilia sanota. En el fondo, son todas parafilias más bien pop.

Harry Sonfór dijo...

A mí, oiga, no me gustan mucho las pelis de llorar; me gustan mucho las pelis que me dejan el cuerpo rarico.
«Sacrificio», de Tarkovski, me deja el cuerpo raro. También me dejó el cuerpo raro «Stalker», del mismo director. Y «Exótica» y «El viaje de Felicia» de Atom Egoyan también me dejan el cuerpo raro. También Kubrick a veces me ha dejado el cuerpo raro, y Linch en algún caso.
Y luego, bien, están esas escenas dentro de pelis que dejan el cuerpo raro, como en «Ha nacido una estrella», cuando James Mason le dice a Judy Garland que se va a dar un bañete en el mar, con ese cielo atardeciendo que se refleja en los ventanales, que es una escena que me llena de una profunda tristeza y un extraño alivio morboso. Todo eso me deja el cuerpo raro y me gusta, sí. Ah, y luego «Los tres caballeros» de Disney. Oiga, es ver esas escenas de gente cantando con los bichos esos animados y me entra una extraña angustia y felicidad a la vez muy extraña, que me deja clavado al asiento de tanto disfrute.

Garbanzo dijo...

Pues no sé yo si Clint se moja o no se moja, pero a mí como director sí que me gusta. La peli esa de la medianoche, el jardín, el bien y el mal no la vi, pero me despierta interés, aunque sólo sea porque sale John Cusack (que de éste también puede hacer una entrada cuando quiera, Harry). Diré que Sin Perdón y Million Dolar Baby me parecen grandes películas, de las de antes, de cuando el cine tenía poco artificio.

Y también le quería contar que he oído hoy en la radio que el señor Edward G. Robinson fue uno de los actores en que se pensó inicialmente para encarnar a Vito Corleone en “El Padrino”. Y también que Tom Selleck iba a interpretar a Indiana Jones en lugar del otro Harry. Fíjese, qué cosas.

Y que no deja usted de sorprenderme. Jamás imaginé que Juan Salvador Gaviota saldría a relucir en este blog.

Ah, la Sra. Corday muy guapa.

Harry Sonfór dijo...

Reguapa la señora Corday, Garbanzo. Pues Tom Selleck de Indiana Jones no hubiera sido lo mismo, vaya, hubiera sido otra cosa pero no Indiana Jones. Edward G. Robinson, sin embargo, hubiera estado igual de bien que Marlon Brando y mejor que Al Pacino, la verdad. Oiga, el otro día vi «88 minutos», que va sobre un señor muy mayor con mucho pelo teñido de negro ala de cuervo que es profesor de universidad y psiquiatra forense del FBI. Aún siendo un señor muy mayor, parece que tiene mucho gancho con las chicas y se pega toda la peli rodeado de chicas monas, unas son más malas y otras más buenas, pero si se fija, verá que no hay ninguna fea. Y el hombre recibe una llamada que le dice que en 88 minutos va a morir pero no es la muerte natural que le llama, que por su edad también podría ser, sino un tipo malo. Y el tipo se pega toda la peli corre paquí corre pallá hasta que da con el malo, en lugar de irse a Benidorm o jugar tranquilamente en casa al Brain Training. Es un horror esa peli. Qué guión, qué pelazo teñido el de Al Pacino, qué cosa más mala.
Los pelos como escarpias tengo aún.
Pero no todo va a ser malo, que hoy me echan la segunda parte de Piratas del Caribe y sé que me lo voy a pasar en grande. Que me gusta mucho Piratas del Caribe. Qué bien.

Garbanzo dijo...

Pues no la he visto esa película que dice usted, pero me estresa eso que cuenta de ese señor mayor yendo todo el rato contra reloj.

Por cierto, que para el personaje de Al Pacino en “El Padrino” pensaron en Robert Redford (demasiado rubio para ser italiano), Alain Delon (demasiado francés para ser italo-americano), Ryan O’Neal (demasiado moña, supongo) y Warren Beatty. Y además Robert de Niro iba a ser Sonny Corleone, pero no sé qué les pasó y al final pusieron a James Caan. Ya ve qué lío de casting tuvieron. De esto se entera una escuchando la radio matinal dominical, que es una afición que yo tengo.

Disfrute usted de los Piratas del Caribe. Por curiosidad, ¿usted no cree que Keira – noséescribirelapellido actúa muy mal en esa película?

Harry Sonfór dijo...

¡Eh! ¡un momento! ¡Que se pare el mundo! Keira Knightley no necesita actuar en las películas; Keira Knightley fluye en las películas. Tiene dos caras: la cara seria y la cara de cuando se ríe y pone gesto de ratica. No necesita más. Keira Knightley fluye, no actúa. Tiene dos caras, sí, pero en las dos está mona. Si le queda alguna duda sobre Keira Knightley, vea la peli «Orgullo y prejuicio», en la que Keira interpreta el papel de Elizabeth Bennet, con Matthew Macfadyen haciendo de Darcy con aspecto de roquerote (luego se puso gordo como un odre e hizo «Un funeral de muerte», una peli poco necesaria, la verdad). Usted la ve y luego me dice si le queda alguna duda sobre la capacidad actoral de Keira Knightley y si conoce otra actriz que hubiera estado mejor que ella. No hay. Keira Knightley for ever. Oé.

El Ente Dilucidado dijo...

Ostras!!! Es verdá!!!

Hoy echan Piratas Del Caribe, El Cofre Del Hombre Muerto. En la tele.

Ésta tengo que verla, coñe.


Soy un chico aún. Tengo nueve años para siempre. Para siempre.

Hasta que me muera tendré ocho, nueve, diez años... Trece, como mucho. Sólo a ratos. Catorce, para lo malo. Quince ya no... Quince casi nunca.

¿No les pasa a voacés lo mismo?

Tengo que arreglármelas como sea para ver la película ésta. El Cofre Del Hombre Muerto.

Ayyyy....

Harry Sonfór dijo...

Dígale a su señora que es una peli de mucho llorar, como la de los Puentes de Madison, pero de llorar más y más romántica. Cuando le pregunte que qué hace un tipo con cara de pulpo en una peli romántica usted le contesta que cada uno vive el romanticismo a su manera y que qué problema hay que salga un señor con cara de pulpo en una peli romántica, si ultimamente Robert Redfor parece un sapo verrugoso con la peluca del Kent, sigue haciendo películas románticas y nadie se escandaliza por ello.

faren dijo...

Pues perdonen, pero yo le tengo muchisma manía al Eastwood, aunque no le he visto todas, pero es que fue ver «Grito en la oscuridad» y se me ponían los pelos como escarpias de ver lo mucho que se quería este señor, y lo narcisistas me dan mucha grimica. Y la película de «Los puentes...», tiene una de las escenas más violentas del cine, esa en la que la Meryl S. está punto de abrir la cerradura de la puerta para seguir al hombre del que se ha enamorado, pero se queda sentadica en el coche como una buena esposa. Aggg, es que la rememoro y me pongo mala.