viernes, 9 de enero de 2009

Curso de Nueva Cocina Aragonesa (capítulo IV)

Si desea ver el nuevo capítulo del Curso de Nueva Cocina Aragonesa que le enseñará a preparar una salsa agridulce con restos guarretes de la nevera, pulse aquí.

Si desea ver los tres capítulos anteriores, un monográfico en tres partes sobre el ternasco, pulse aquí.

13 comentarios:

Javi dijo...

Genial Harry, tomo nota y ya te contare.
(tomare precauciones y tendre una unidad de cuidados intensivos a mi lado)

Helter dijo...

Ah, pues yo la hacía con miel, zumo de limón y ketchup. Que quedaba masiao dulce, chorro limón. Que quedaba masiao ácida, cucharada miel. Y así me pasaba media hora y luego me salían tres litros de salsa, pero nos reíamos... Anda que no nos reíamos ni ná.

Harry Sonfór dijo...

No se preocupe, Javi, que anoche mismo hice la prueba y aquí sigo vivo. Funcional, barato y rápido. Si existiera justicia en este mundo, ya estaría Adriá golpeando mi puerta pa contratarme.
En realidad, Helter, es lo mismo, una parte de ketchup, otra de algo dulce y espeso y un ácido. Esta receta novedosa le quedará más frutal. Si son puristas, pueden cambiar la mermelada de albaricoque por mermelada de piña, pero tener mermelada de piña no es tan común. Sin embargo, la de albaricoque o melocotón ¿quién no tiene mermelada de albaricoque o de melocotón en su nevera? Ojo, es una pregunta retórica, no hace falta que ahora se me pongan todos a decir que no tienen mermelada de albaricoque en la nevera, o que la tienen de arándanos o que la tienen de fresa para echársela al paté o que la tienen de ciruela verde, que la tienen de ciruela morada, que la tienen de naranja amarga, que la tienen de calabaza ue la tienen de limón. No es necesario. Ustedes pruébenlo y dirán «¡leche, pues si es como la salsa agridulce o incluso mejor!». Mejor aún, hagan la prueba y póngansela a un comensal de confianza a ver qué dice.

Arkab dijo...

Oiga, ¿y los que sólo tenemos confitura de higo en casa? Ya, vale, era igualmente una pregunta retórica.

koldo dijo...

Casi me quedo con la receta de helter, que vinagre de módena no tengo: tengo vinagre de vino (ahora ya te dice que si de crianza, que si reserva, que si de mesa...), vinagre de manzana, a veces uno pequeñito de ajo: pero de módena no, que una vez tuve y no le encontraba mucho uso: y mermelada sí que tengo, casera a veces, cuando me vengo de Bilbao y aprovecho las recolecciones de mi señora hermana (que le envía saludos, harry), y otras veces de super, pero siempre hay en casa, porque los findes acostumbramos a desayunar un día tostadas con mermelada, y por eso siempre hay.

Harry Sonfór dijo...

Envíele también saludos a su hermana, Koldo.
Quédese con la receta que vea mejor, pero yo me apuesto un meñique a que la receta mía con mermelada está más cerca de la salsa agridulce que la de la miel de Helter. Podemos hacer un duelo de titanes de fabricantes de salsa agridulce, Helter.
En todo caso, un vinagre de vino normal también puede servir igual, pero poniendo incluso menos que si fuera de Módena. El vinagre de Modena o el de Pedro Ximénez se reduce muy bien pues, como tiene azúcar, se espesa con facilidad (también se le puede ayudar con un poco de agar agar) y le sirve para decorar platos, por ejemplo. Un chorrito de vinagre de estos azucarados le dará brillo a sus salsas (leche, como siga así me contratan para el canal huevo).

Miranda dijo...

He visto el anuncio de la Soyaya.
Ese que dice que la pongan de muchitono.
Madremia!
Y luego va y suelta un berrido de cabra en celo que le zumba el nabo.
Madremia...

No digo más...

Harry Sonfór dijo...

Toma, y yo lo he visto, creo que era un poco antes o después de hablar del hijo de la Cervera. Yo es que todo lo relacionado con el hijo de la Cervera y su esposa no me lo pierdo. Eso, que he visto la llamada de Soraya para poner su tono en el móvil y me ha encantado. Y el gritaco ese que suelta fuera de tono como si fuera una estrella del funky-soul sorda. Me ha gustado mucho. Es que es mona. Hay que votarla, que si no va a salir la Melody. Yo soy más de la Soraya que de la Melody.

Badil dijo...

Pues yo prefiero a la Melody. Vamos, incluso al chikichiki. Todo OT me da pampurrias. Menos la Rosa despaña, que tiene voz de negraca. Otra cosa son las canciones que le ponen.

El herrero dijo...

Desde el 18 de octubre pasado se lo debo. Y no sólo por creer que estaba viendo un vídeo de Georgie Dann promocionando el ternasco de Aragón acompañado del payaso de escayola que tuve que pintar en el colegio. Sr. Sonfór, ¿por qué no prueba, a ud. que le gusta tanto,a poner ajo y perejil en esta salsa agridulce?.Ande, haga la prueba, pero, ¡ojo! sólo ud. Los demás, no, por favor.Pregúntele a Miranda si a las nécoras les puso ajo y perejil. De todos modos, estoy de acuerdo con Badil y cómo toman el ternasco.Como seguro todos son buena gente, que nos inviten, y yo tomo con ellos las nécoras y el ternasco hecho con carrasca (el vino lo pongo yo) y ud.se toma el ajo y el perejil, que ya le preparé las rebanadas de pan: integral al ajo y perejil, de centeno al ajo y perejil, etc.No obstante, que sepa que le quiero y le pido disculpas por el retraso y un saludo a Miranda y Badil; confío que entiendan la broma.

Harry Sonfór dijo...

No no no no no, que la salsa agridulce no lleva ajo y perejil, señor Herrero, que el ajo y perejil es para los champiñones, el hígado y el ternasco. Ah, no, para el ternasco no. Está bien, es cierto, me gusta el ajo y el perejil. Es más, cuando hacemos en casa algo con ajo, mi señora me deja los trocicos de ajo frito y me como doble ración. Que los ajos son indigestos en gran cantidad, también es verdad, que son indigestos y meteóricos. Que el perejil es malo para los loros, también es verdad, es malo para lo loros, pero juntos, ajo y perejil, arreglan casi cualquier cosa. El ternasco no, ojo. El ternasco, sin ajo ni perejil. En su plenitud ternasquil.

Helter dijo...

Pues yo le he enviado a Danone un cederrón con un proyecto que tengo: yogur con ajo y perejil. Pero no yogur de esos de sabores, que te tienes que creer lo que llevan. Yogur con trozos de ajo y perejil así de gordos. Enlaza con la más pura tradición mediterránea del tatziki griego y queda bonito.
Un saludo, Sr. Herrero, que usted no solo sabe alimentar a la gente sino también cuidarla, y eso se agradece. Como Danone me diga que sí, mis nenes y yo le invitamos a yogur con ajo y perejil generosamente regado con ternasco.

El herrero. dijo...

Diga ud. que sí, Helter. Si es que hay que quererla. Si hemos de manifestarnos ante Danone para que aprueben la idea, adelante y si no... cree ud.su marca, que ya se sabe que las grandes ideas siempre triunfan. Las gambitas blancas de Huelva las llevaremos nosotros, y, quien ya sabemos, se conforme con los aromas gastronómicos.