martes, 12 de mayo de 2009

Borgo bonito

Borgo es un nuevo blog, y es de esos blogs para no perderse (o para perderse en él venga a mirar ilustraciones bonitas, venga a leer recetas, venga a aprender cócteles, venga venga un de todo). Hoy celebramos el cumpleaños de Burt Bacharach, que seguro que si entra en Borgo dirá ¡la leche, quiero que este hombre me haga la portada de mi nuevo recopilatorio, que me dibuje ahí delante del piano con un dry martini en su copa cónica con su cebollita y un par de chavalas sonrientes mirándome atentas mientras toco!

8 comentarios:

Helter dijo...

Sí que es bonito, sí. Virao a negro, pero bonito.

david dijo...

Mire que casualidad que habla de la receta de gato. Lo que no sé si será mejor la original del Libro de Guisados de Ruperto de Nora que descargamos hace unos días y que debe ser la que utilizan en los Chinos.

faren dijo...

Felicidades Burt!! HAce poco estuvo por aquì y fue un éxito total. Hubo alguien que intentò boicotearle diciendo que si era pro-Bush o algo asì, y él se desmarcò dignamente diciendo que de eso nada, no way.

Harry Sonfór dijo...

Eso mismo he pensado, David, que anda todo el mundo cocinando gatos. Pobres gatos. Faren tiene dos gatacos gordos, todo es cuestión de probar.

Helter dijo...

Yo también tengo un gataco gordo, y además capón, pero no pienso cocinarlo. Eso de cocinar a un miembro de la familia cae de lleno en la familiofagia más ruin. Al loro, que no estamos tan mal.

gregor dijo...

¿...entonces, al gato no me lo puedo comer pero al loro sí?
Vaya, vaya ¿sabrá a pollo o a pavo?

Harry Sonfór dijo...

Imagino que ya conocerán al gatico trepador, que parece que le acaban de decir que van a hacer una receta con él de gato en escabeche. Miren cómo trepa el condenao:

http://kodlab.seas.upenn.edu/RiSE/RiSEV3

Harry Sonfór dijo...

Si van al enlace, recuerden, al gatico trepador lo verán en acción en el vídeo que aparece en la parte de abajo de la página, ese que la imágen fija parece la de un señor orinando en un poste telegráfico. Que no está orinando, que es que lleva el gatico en las manos.