sábado, 21 de agosto de 2010

Donna Theodore



Ya, que sí, que ya paro con los vídeos. Pero compréndanlo, que estamos con lo del final del verano y a servidor el cuerpo le pide estas cosas. No desesperen. El vídeo empieza soso pero gana en cada plano que pasa. Gana mucho. Los últimos planos, dentro de la habitación con puertas shoji frente a la piscina, son ya como de cine experimental oriental.

Donna Theodore es cantante y actriz y ha trabajado en numerosos musicales de Broadway y programas de televisión de variedades. En la década de los sesenta trabajó en reconocidos clubes nocturnos, entre los que cabe destacar el de Copacabana, el del hotel Fontainebleau, el del hotel Fairmont y El de San Juan de Puerto Rico. El tema que hoy nos ocupa, Feminity, es del año 1958. En la actualidad sigue actuando en los teatros de Estados Unidos con el espectáculo A Date with Judy, the Garland Years.

7 comentarios:

Spanique dijo...

Oiga, oiga ¡qué se han saltao el eje!!! ;-)))

Badil dijo...

La dao la scopitonitis aguda, veo.

Gloria dijo...

Los mozos del video paracen salidos de Star Trek (aunque cuando van con bañador y blusa parecen del club de fan de Los Chichos, eso si)... Pero mejor eso que el peinado cenicero que me lleva alguna juventú ahora.

Harry Sonfór dijo...

Bua, Spanique, para ejes están. Los ejes están para saltárselos, claro que sí.

Oiga que sí, Badil, que cuantos más veo más me gustan, pero ojo, que lo que les traigo es seleccionado. Es lo más primoroso de los escopitones.

A mi me gusta mucho el bañador de ese muchachote de la camisa azul, Gloria, ahí bien subido de muslo. Ole y ole. A ver quién tiene cuajo para ponerse uno igual.

Neverending dijo...

En los 60 a los tíos les sentaban mejor los pantalones. Los bañadores eran raros, raros, pero los pantalones sentaban mejor. Donna Theodore se cardaba el pelo para meterse en la piscina con un montón de tíos y, claro, el montador se venía arriba.

Neverending dijo...

Seguro que al montador le quedaban bien los pantalones. El bañador no, que era raro, pero los pantalones sí que le quedarían bien por que eran de los sesenta.

Harry Sonfór dijo...

Y las camisas, Neverending, también quedaban mejor las camisas de los sesenta. Si es que vamos para atrás...