domingo, 17 de enero de 2010

Anticristo, de flim, o No tomarás el nombre de Tarkovski en vano

Hoy he visto Anticristo de Lars Von Triers. No me voy a extender. Que cada película que le veo siempre me digo antes «va, venga, haz un esfuerzo, mírala sin prejuicios, que bien que te caiga como una patada en los huevos, pero que igual esta peli no te disgusta tanto como las anteriores» y acabo cagándome en san Pito Pato, en el susum corda y en todo lo que rodea a Lars Von Triers. Para los que no la hayan visto, pues es una peliculita que es como una mezcla de Saw, El proyecto de la Bruja de Blair y Doctor Dolittle (y el inicio, que es como el vídeo ese de Beyoncé cantando en una ventana pero en blanco y negro). Que los actores se pegan toda la película en tensión, que mientras la veía me decía: ya pararán, que si están discutiendo en tensión, están follando en tensión, se están pegando en tensión o se están amputando en tensión. Ya pararán y se harán una fideuá o un guacamole con nachos y se pondrán a ver la tele, pero no, que están tensionados todo el día, y sin comer. Así mal. Mal van a acabar, me decía. Me he prometido no usar el término pretencioso en esta entrada, más que nada porque parece que es el segundo apellido Lars Von Triers. No lo voy a usar. También, que a los que les guste, ya les aviso que sí, que lo he entendido todo. Que no es cosa de no entender. Que lo he entendido. Que se entiende mejor que Pocahontas. Pero que no me gusta lo que quiere contar, ni cómo lo cuenta. Que tampoco es cosa de más o menos sensibilidad. Que no es eso. Que es que no hay manera y prau. Hasta ahí, bien, vale, que tiene que haber gustos para todo el mundo. Que si no me gusta Lars Von Triers pues tampoco seré el único, que hay la tira de gente que no le gusta Lars Von Triers. El que diga que en eso se basa su genialidad me cago en sus muelas, para genialidad la suya diciendo esa melonada de frase que encima se la habrá oído a otro antes. Y es que, de corazón, el Lars Von Triers me parece muy melón. Pero melón melón, melón para melones. Ya está. Hasta ahí, pues bien. La peli es una peli que va sobre una pareja muy tensionada por un suceso que, para estar así todo el día, mejor se separan y cada uno hace la vida por su lao y primero paz y después gloria. Pero bien, hale, que el director quiere tensión, pues venga tensión. Tensión y Bambi, pues tensión y Bambi, hale. Pero es que el jodío del Lars Von Triers, al final de la película, se la dedica a Tarkovski, y ahí es cuando me he puesto a dar botes en el sofá y hasta ahora, que he cenado casi sin sal para que no me subiera más la tensión. Jodo, a Tarkovski. Que miren, que Tarkovski puede gustar o no puede gustar, que también es comprensible, que, como decía uno, ver una peli de Tarkovski es como mirar cómo se seca un cuadro al óleo, pero que les digo que Tarkovski ve esta película que le ha dedicado Lars Von Triers y vuelve a este mundo como el tío de la vara a meterle una somanta de palos. Así que me estoy oliendo que si no será otra de las puñetas del director, dedicarle esta película sabiendo que al bueno de Tarkovski, tan espiritual y tan lento en sus puestas en escena, le repugnaría. Pero mucho. Le repugnaría cosa mala. A mí, oigan, no me ha repugnado, hasta me ha hecho gracia el asunto de la madre poniéndole los zapatos al revés al niño o esa auto-ablación tan vistosa en primer plano con unas tijeras de pescado, pero a Tarkovski... madre a Tarkovski... me le rompe siete costillas del primer varazo.

19 comentarios:

lady in the radiator dijo...

Pues a mi me gustó.
Confesaré que aún se pueden ver las marcas que arañé en el sofá de cuerete de pega. Muy inquieta me quedé, pero me gustó, sí.
El preludio y la coda son muy cucos, y visualmente es bien maja.

Se la tenía que haber dedicado a Greenaway ¿no cree? Me los imagino a los dos, a von Trier y a Greenaway en la tasca.
Escucho al danés contándole la trama, y al galés: pero hombre, métele unos simbolicos o algo, que te va a quedar muy sosa; unos animalicos aquí y allá, que eso siempre viste mucho.
Venga, le contesta, pero entonces la hacemos en el bosque, y así podemos meter una de esas persecuciones molonas.
Claro.


Me escama, sin embargo, la última de Haneke, que debió de estar hablando en la tasca con Dreyer, sobre Tarkovsky, claro.
(¿Han visto la casica ardiendo?)
No la he visto aún, sin embargo.

Inde dijo...

Abusan del que está muerto y no se puede defender. Estoy por hacer una película de zombis con Tarkovski que es el zombi bueno y le mete una somanta palos al Triers sin pestañear. En venganza.

Spanique dijo...

Yo mejor no voy a hablar porque cada vez que digo lo que usted me echan los perros. (Que yo estoy en Francia) La Charlotte Gainsbourg me parece fea y mala actriz y peor cantante y si no fuera hija de su padre y de su madre, pa'rato... También me pasa con el Eastwood, no me gusta y ya está... No me interesa ni lo que cuentan ni como lo cuentan...

Badil dijo...

Pues yo estuve viendo aterriza como puedas.Ojo,que también hay mucha tensión.

david dijo...

Ya le notaba yo reconcomido cuando le interrumpí el visionado para darle la paliza por teléfono... y eso que no había llegado a lo de Tarkovski... Póngase el Larsvontrier de Muchachadanui que relaja un rato.

lady in the radiator dijo...

Sí que relaja, sí

http://www.youtube.com/watch?v=Aiby3rCLtrY

(pero oigan, ahora que lo pienso, Dogville también me gusto, y parecía que lo tenía todo para no gustarme)

http://www.youtube.com/watch?v=rs_5QanPtQM

Arkab dijo...

Yo vengo a preguntar si Tojunto ha preguntado ya que si el Andy Kaufman de arriba de la cabecera es Manolo Escobar o no lo ha preguntado todavía.

Harry Sonfór dijo...

No le discutiré que le gustara, Lady in the radiator, yo le confieso que hay dos planos que me parecen bonitos, ese del tronco visto desde arriba con la figura de ella caminando lento lento y ese otro mismo del mismo árbol con el suelo lleno de cuerpos, todo muy lento también. Igual por eso le dedicó la película a Tarkovski, porque sale mucha vegetación y por las moras que se come Willem Dafoe al final de la película. Que tenía que estar el hombre ya desnutrido. Igual es por eso. Y porque saca plantas y un jarroncete de cristal con unos bambús. Por eso va a ser. A ver si le cambian el agua, por cierto, que la tienen tirando a turbia.
Tampoco he visto la última de Haneke, pero tiene buena pinta, sí, vi en la tele unas imágenes muy bonitas, entre danesas y suecas, en blanco y negro. Vamos, que Max von Sydow quedaría rebién ahí.

Harry Sonfór dijo...

Eso, Inde, pero sáqueme a Tarkovski guapete. De zombie guapete.

Harry Sonfór dijo...

Pues si yo no la veo fea, Spanique, si de perfil se parece un porrón a su padre con un punto a la Patti. Y a Lola Dueñas, también. El Dafoe pues es que sale el hombre todo el rato amargao. Le vi otra peli antes muy malísima que hacía de tipo amargao buscando a un asesino que hacía cuadros tipo Bacon con los muertos. Madre qué película.

Harry Sonfór dijo...

Pues yo hoy me he visto Up, Badil, pa quitarme el mal fario del Lars. Y me lo he pasado en grande con el pajarico, el perrico, el niño y el abuelo. Me he reído mucho y he llorao a partes iguales. Qué llorera.

Harry Sonfór dijo...

Pues es que lo que más me gusta de Lars Von Triers es eso, David, cuando sale en Muchachada Nui. Ahí es donde lo veo mejor.

Harry Sonfór dijo...

Ven? lo mejor, el Lars Von Triers en Muchachada Nui.

Harry Sonfór dijo...

¡Que no es Andy Kaufman, Arkab, que es el Carigrán!

Inde dijo...

"Up" es buena hasta que tocan tierra. Luego ya, mucho menos, pero mucho mucho menos. Con algún pasaje que otro también se me puso a mí una cosa como pa hacer pucheros, ¿eh?

Y Aterriza como puedas es lo mejor. Der mundo.

Y que Manolo Escobar era el de ayer o anteayer, Harry, no el Grant de hoy.

Biel dijo...

Pues de tan mal que hablan de Lars Von Triers, que me están dando ganas de ver todas sus películas en plan maratón.

Un gusto este blog. Felicidades.

Harry Sonfór dijo...

No me negará que los perretes diciendo ¡ardilla! es de lo mejor que ha visto en muchos años, Inde.

Harry Sonfór dijo...

Bienvenidos a este blog, Biel.
Piensen que tampoco es para tanto, a fin de cuentas se habla de Lars Von Triers, eso significa que no es santo de mi devoción pero que aún da para hablar de él. Busquen a ver si encuentran por aquí un solo comentario de Achero Mañas. No busquen, no lo encontrarán.

Blink dijo...

yo no puedo con el Lars ni con el von ni con el Trier... y de dogville me gusta la escenografia pero como para que me hagan un folleto a lo google maps con sus rayitas y sus cosas. porque Nicole Decera Kidman (y ahora botox de segundo) como que tampoco me fascina la pobrecilla, es como robotica o de latex.

(robótica no ro-botica)