martes, 26 de enero de 2010

Sobre empirismo y priapismo

Hasta ahora no se conoce ninguna sustancia que excite la libido, pero hay unas cuantas que pueden ayudar a producir y mantener una erección que la líbido no ha conseguido estimular. Una de las primeras fue la papaverina, cuyos efectos quedaron demostrados de forma espectacular por el psiquiatra Charles Brindley en una reunión de la British Andrology Society. Brindley, un showman nato, empezó su charla bajándose los pantalones, inyectándose una solución de la sustancia en el muslo y «exhibiendo los resultados durante la hora que duró su charla». Es muy importante utilizar la dosis exacta de papaverina y se han dado casos de personas que han tenido que interrumpir sus vacaciones y volver doloridos y con la misma erección que provocaron cuatro dias antes.

Len Fisher, Cómo mojar una galleta, Debolsillo, Barcelona, 2009, p. 206.

En la imagen, obelisco de estilo neogótico construido en 1878 por el conde de Carnarvon en Newbury, Berkshire. El monumento conmemora a los 6000 hombres muertos en la batalla de Newbury, en 1643, incluyendo el vizconde Falkland, Secretario de Estado de Carlos I. A los pies del obelisco, ovejas. La foto es de Henry Taunt.

13 comentarios:

Helter dijo...

Mire que usted suele escoger bien las fotografías de sus entradas, que siempre guardan estrecha relación, simbólica o no, con el texto, pero dígame, ¿qué tienen que ver las ovejas con el priapismo ese?

Harry Sonfór dijo...

Pues mire que yo había puesto esa foto y no otra por las ovejas, que me parecían sexys. Lo que no pega es el palote ese de detrás.

lady in the radiator dijo...

¿papamerina? (perdón)

lady in the radiator dijo...

estoo, volviendo al tema:

vale que sea un vasodilatador, pero, si

"su principal efecto farmacológico consiste en la relajación del músculo liso" ...

alguien debería asegurarse, por la veracidad del blogs lo digo

laMima dijo...

¿Se la inyectan en el muslo?, acabáramos. Ya imaginaba que era importante respetar la posología de la cosa pero mire, no creí que se administrara en cualquier miembro. Nunca te acostarás....
Lo del obelisco es un fotomontaje. Seguro. Ovejicas...

Anónimo dijo...

Precioso sombrero. ¿Es un Fedora, o un Borsalino?

Tojunto

Harry Sonfór dijo...

¿papamerina? ay, qué chiste más salao.

Oiga, lady in the radiator, aquí lo preocupante es que lea papaverina y se me vaya corriendo a la wikipedia a conocer sus efectos. Vale, lo reconozco, yo hice lo mismo y me quedé también con la duda de los músculos lisos pero luego caí que los músculos de la zona pélvica no son lisos sino gotelé. Asunto arreglado.

Harry Sonfór dijo...

Claro, laMima, a fin de cuentas el muslo está alao mismo.

Harry Sonfór dijo...

Digo que será un Fedora, Tojunto. Pero me puedo equivocar, que servidor de sombreros... No, ahora creo que es un Borsalino. No, un Fedora. Bueno, uno de los dos.

Anónimo dijo...

En ese caso es, o bien un Fedora, o bien un Borsalino.

Tojunto

Gloria dijo...

Me pregunto porque para conmemorar guerras, batallas y muertos la gente se pone tan fálica ¿Que quiere decir la columna de Nelson en Trafalgar Square? ¿Que Nelson calzaba un buen número?

Harry Sonfór dijo...

Imagino, más bien, Gloria, que es un «Olé mis cojone». Es lo que tiene la falocracia. Y que quedan muy vistosos. Imagine que en lugar de obeliscos fálicos les hubiera dado por poner páncreas de veinte metros. Pues no queda igual.

lady in the radiator dijo...

hombre, es que una tiene el sentido crítico muy agudizao, y todo corro a mirarlo en la güiki-güiki.