lunes, 5 de abril de 2010

¿Dónde metemos a Kenneth Knigth?

Angel, Grace
Austin, Floyd
Beale, Jack
Beale, Mary
Buck, Daniel
Buyron, Marguerite
Campbell, Alice
Carmine, Rose
Chatfield, Phyllis
Clarke, Gordon
Cowan, John
Cowan, Marion
Duncan, Walter
Falter, Ted
Fantazia, Irving
Falshmann, Irving
Fox, George
Glave, Donald
Goodale, Donald
Green, Lucinda
Hamilton, Mary Rose
Haze, Dolores
Moneck, Rosaline
Knigth, Kenneth
McCoo, Virginia
McCrystal, Vivian
McFate, Aubrey
Miranda, Viola
Rosato, Emil
Schelenker, Lena
Scott, Donald
Sheridan, Agnes
Sherva, Oleg
Smith, Hazle
Talbot, Edgar
Waing, Lull
Williams, Ralph
Windmuller, Louise

Aquí pongo la lista entera de compañeros de Dolores Haze en la clase de la escuela de Ramsdale que encuentro en una edición digital online de la novela Lolita. LaMima me dice en un comentario a una entrada anterior que en la edición que tiene ella hay colado un «Knight, Kenneth» entre las dos rosas y «Haze, Dolores». Reviso la lista digital (que sospecho que será la misma o parecida a la que nos dice que tiene laMima) y me digo que es cosa lógica, que como va en orden alfabético, esa lista debería quedar así:

Hamilton, Mary Rose
Haze, Dolores
Knigth, Kenneth
Moneck, Rosaline

Pero entonces, se pierde la gracia de que Lo, «Haze, Dolores» esté entre dos rosas. ¡Estamos ante un misterio muy grande que hay que resolver! ¿Puede ser que Nabokov se liara y pusiera ese apellido que empieza por K después de la M y no lo corrigiera? ¿Puede ser que en siguientes ediciones el corrector cambiara el orden y así chafara la gracia de lo de Lo entre rosas? Puede ser que al traductor se le escapara el dedo, pusiera mal el apellido (cambiando la H por M) y luego el corrector corrigiera el orden de los apellidos sin caer en la cuenta de que así fastidiaba lo siguiente de Lo entre rosas? ¿Se han fijado que en las listas de las dos ediciones que muestro Rosaline se apellida Honeck en una y Moneck en otra? ¿Tienen alguna primera edición en inglés para comparar las listas? ¿Quién nos saca de esta duda tan grande? ¡Esto es un sin dios! ¿Cuántas ediciones hay en el mundo con el apellido Honeck convertido en Moneck?
¡Así cómo no me voy a desvelar!

9 comentarios:

laMima dijo...

La culpa la tiene Nabokov, Harry. Que mira que falta le hacía poner un Knigth en la clase de la Lola y le hubiese quedao la mar de bien lo de las dos rosas.
Que no pensábamos mirar, seguro que esa clase podía seguir adelante sin el Knigth ese. Calcule el papelón que ha dejao a los editores, a los traductores...y a usted mismo, que eso no tiene perdón de Dios.
Mi ejemplar, Editorial Anagrama. Nº 81 de una serie llamada Panorama de Narrativas (si, pobrecica :ppp) sigue el orden alfabético, que listo es usté.
Ains.

Anónimo dijo...

Eso le pasa por leer libros. Ahora, sufra.

Tojunto

lady in the radiator dijo...

ha debido de manipular mis sueños, ya que yo he hecho otra cosa que dar vueltas en la cama pensando en letras en inglés, en palabras mal escritas, en erratas... arjjj digooo arggg...

Harry Sonfór dijo...

Yo creo que no, laMima, que la culpa es del traductor que escribió mal el apellido y luego el que hizo las correcciones cambió el orden para que quedara alfabético. Pero esperaremos a ver si alguien tiene una primera edición en inglés.
¡Esto no puede quedar así!

Harry Sonfór dijo...

Pues también es verdad, Tojunto. Mal asunto el de leer y de leer.

Harry Sonfór dijo...

Sí, ahora écheme la culpa a mí, lady in the radiator, si sabe que toda la culpa la tiene el Sr. Nabo.

Anónimo dijo...

Han pirateao el iPad, o la iPad, o como se diga.

Tojunto

Harry Sonfór dijo...

¡No joda, Tojunto, pero si acaba de salir!

Anónimo dijo...

Por eso mismo. ¿Pa qué va uno hakcear un trasto viejo?, mismo una capoladera. Pero mira que hay gente pita por ahí.

Feliz aniversario.

Tojunto