sábado, 22 de mayo de 2010

Foto: La caída


Unos caen por otros. Lo sé, pero desconozco si en este caso se ha dislocado el hombro. (del blog Mis adarmes).

Hace unos días, Mis Adarmes se fue de viaje a Barcelona y trajo muchas fotos. Es un gusto verlo por ahí haciendo fotos y trayendo estas instantáneas tan bonitas que hace el jodío. Tiene ojo perro. Por eso lo quiero tanto. El ojo perro es una facultad que tiene poco que ver con lo innato. Creo que nada. Lo innato anda más por el tamaño de las narices, los rizos del pelo o el número, forma y color de las pecas diseminadas por el cuerpo (la verdadera constelación humana que un día u otro tendremos que descubrir, no como hacen los amantes avaros resbuscando entre pliegues y costuras, sino como la auténtica verdad por fin desvelada del misterio de la vida hecha piel constelada). El ojo perro se gana a puro de mirar y mirar, y de observar a veces. De interpretar y reinterpretar. Que no es moco de pavo, ojo, que es un trabajo agotador, pero que cuando se disfruta, ay, es que no hay cosa mejor.

4 comentarios:

mindinmungui dijo...

Me ha encantado este post Sr. Sonfor, a mí también me gustaría poseer ese don del "ojo perro", aunque solo fuera un poquito.
Aunque pensándolo bien, a lo mejor también lo tengo...
Jo ..., es que lo quiero todo...

Gloria dijo...

Aaaay! Que fotos más bonicas! Quien las pudiera hacer así... Si hasta Barcelona parece bella y todo ;p (Se me nota que soy una nativa curada de espantos ;p)

Lo que no sabía es que aparte del buen gusto a la hora de hacer fotos, también fuera lector de tebeos, muestra de paladar exquisito.

Y pasmada me he quedado de haya gente por ahí que aún se acuerde Melodrama (yo no es que lo siguiera mucho, sólo me acuerdo del "no me digas que me dejas", caray, si que hace años...)

Portorosa dijo...

¿Interpretetar es algo sexual, Harry?

Harry Sonfór dijo...

Pues pa eso estamos, mindinmungui, pa gustar. Muchas gracias.

Jo, yo no me acordaba de Melodrama, Gloria, hasta me he puesto el vídeo a ver y nada, que no...

Interpretetar era una errata, Portorosa. De sexual tenía poco. Muchas gracias por el aviso, que ya la he corregido.