sábado, 29 de mayo de 2010

Mi vida con brackets (my life with brackets)

El otro día me pusieron brackets en el maxilar superior del hocico. Aún me tienen que colocar los del maxilar inferior. Llevo dos días quejándome de las heridas que me están produciendo los brackets en el interior de los mofletes. Digo yo que si la cosa sigue así, podre sacar la lengua por dos orificios nuevos, además de por el natural. Me dicen que me ponga una cera sobre cada bracket y que se pasa. Bien, me pongo cera en cada bracket. No se pasa. Hoy, cenando, a duras penas, me ha dado por pensar que igual no es cosa de los brackets, así que he ido al espejo del baño a toquiñearme [los brackets, se entiende] y he descubierto que lo de las heridas del interior de los mofletes no es por culpa de los brackets, sino por el arco de alambre corrector, que me lo han dejado muy largo por los lados y que actúa como dos alfileres bien afilados cada vez que muevo un poco la cara (cuando digo mover un poco la cara me refiero a, por ejemplo, levantar una ceja). A grandes males grandes remedios: he cogido dos trozos de gasa de algodón hidrófilo y me los he pinchado en cada punta del alambre. Mano de santo. Mano de santo regular, que ahora parezco un hámster con la boca llena de pipas, pero, al menos, no me duele.
Otro día les tengo que contar lo interesante que resulta tomar bebidas frías con brackets: oigan, como lo primero que se enfría son los brackets y el alambre (y los brackets están pegados con cemento dental a los dientes) y como estos están adelantados respecto a los dientes... ¡La sensación del frío se nota muy lejos, ahí delante, como si tuviéramos el morrico de un zorro!
Y otro día les cuento lo que es comer con brackets recién puestos, pero eso se cuenta rápido.
Que les hace ilusión ponerse brackets porque está de moda y tienen dudas, pues pregunten y yo les cuento. Que quizá les cuente cosas que ni en la pesadilla más horrible quisieran oír, pues también.

La foto se la he robado a Badil de su blog, que a fin de cuentas me la ha dedicao.

23 comentarios:

miguelgato dijo...

Y pa que se pone usté deso hombre de dios, con lo guapo que es.
Si le apatece véngase por el taller que le sueldo dos bolicas de acero en los extremos de los alambres correctores.

mindinmungui dijo...

Jodo petaca Sr. Sonfor, pues nada nada a sufrir se ha dicho. Yo desde luego aunque tenga algo que corregir no pienso ponérmelos, lo que si quiero es el Curso Intensivo de Pompones.

Spanique dijo...

Cambie de dentista señor Sonfor. La mía ya me dijo que me pondría aparato hace unos años y la mandé a paseo. Con la poca autoridad que tengo con mis alumnos si encima me ponen aparatejo. Le va a doler un congo, no podrá lavarse los dientes correctamente... AY, no le voy a mentir, no lo va a pasar bien, no.... Pensaremos en usted. Besico

koldo dijo...

pues nosotros pedimos presupuesto para ponerle a la mayor algo así, y de momento vamos a esperar

y que ya le informaré oportunamente, pero en breve saldré por la tele en un programa de esos de adivinar palabras que a los afásicos tanto reto nos suponen (pasopalabra)

Marieta dijo...

Ay, pobre, qué angustia y desasiego esto de los brackets...
Una pregunta, los brackets son los "aparatos" de toda la vida, ¿verdad?
Cuídese mucho, y pienso en lo requeteguapo que va a quedar usted y en la boca tan maravillosa que le quedará, que todo el mundo por la calle arderá en deseos de besarle!!!

Anónimo dijo...

Le recomiendo amigo Harry que vuelva al dentist para que le adapte el hierrico pero mientras...sustituya el algodon por unos buenos trozos de cera que mas comodos resultan y si se los come por error y o descuido,no pasa nada,doy fe.Paciencia.
(disculpe que me coma las tildes,la tecla de las idems no responde y como se me acabo la cera dental algo tenia que comer...)
M.A.

david dijo...

Piense que al menos se los ha puesto siendo una persona adulta y madura, y no un adolescente. Se ha salvado de ser un chaval extraño e inadaptado de pintas raricas

Spanique dijo...

¿Será eso ironía don David??? JAJAJA

Neverending dijo...

Yo los llevé durante 3 años... y es inconcebiblemente doloroso. Hasta unos meses despues de que se los quiten con maldad y una palanca, seguirá usted notando ese dolor, ese apretar y estirar. El lento movimiento de sus dientes intentando escapar.
Luego se le quedarán unos dientes preciosos, eso sí, que si viaja en el tiempo se lo rifarán los tratantes de marfil.

Harry Sonfór dijo...

Jo, pues no sería mala cosa, miguelgato, que sigo con los vendajos pinchaos, que están ya más chupaos... Vale que me los voy cambiando, pero como son de algodón hidrófilo, que dicen, no vea lo que chupan...

Sí, lo de los pompones es menos doloroso, mindinmungui.

Ay, Spanique, calle, calle.

¿Pasapalabra? ay, qué bueno, Koldo. ¿Y qué famoso le toca?

No, Marieta, pero si ya antes de ponerme los brackets todo el mundo ardía en deseos de besarme. Ya después, ya después ya no sé qué va a pasar. No podré salir de casa.

M.A., pues es que sobre los brackets sí que se me sujeta la cera, pero en las puntas del alambre... es como un caramelo chimos en un palillo... que no se me ajusta... Nada, el lunes voy a ver qué me dicen. Yo creo que se han olvidado de ponerme las bandas metálicas del final, que lo he visto por ahí, que ponen unas bandas metálicas.

Bueno, ahora son un señor mayor inadaptado de pintas raricas, David. Eso es. Ays.

Harry Sonfór dijo...

Ah, Neverending, pues ya me deja más tranquilo, sí. Si no es más que inconcebiblemente doloroso, entonces es un ná...

laMima dijo...

Pssss.....que erizo me da leerle Harry...brakets "desos", con lechuga y de tó alrededor...ainsssss.....
Con lo que odio yo las cosas de los dientes.
Eso sí, cuando era pequeña envidiaba a una compi de clase que llevaba aparato. Hablaba raro. Zizipozo digo yo y no se´por qué leches me parecía aquello tan estupendo.
Ahora no me engañan, quita quita. Lo justo con el dentista, de verdad. Y la envidia que me dan los dientes chulis, y blancos...pero ná. Que no vivo deso.

Anónimo dijo...

Se me viene a la mente la imagen de la película "Charlie y la fábrica de chocolate" donde el pobrecito Willy Bonka lleva de pequeño unos braquets tamaño gigantesco cuyos alambres van alrededor de la cabeza ida y vuelta. Que duele sólo de mirarlo, oiga. Espero señor Sonfor que no le haya puesto los brackets Tim Burton.
Un besico en alguna zona de su moflete que no duela (casi mejor lo lanzo desde lejos...).
Vera

Gloria dijo...

Ay, yo a dejarme arrancar muelas me atrevo, pero miedo me dan los aparatillos esos, miedo me dan...

Badil dijo...

Con lo sencillico y económico que habría sido meterse en la boca la sartén y el nanas, por ejemplo.

patricia dijo...

Patri.
Pues lo que tiene que hacer es escuchar a Francisco Nixon eso de "estás preciosa con Brackets... aunque tú creas que no...y gente que no conoces... es de la misma opinion... uouo..." La verdad es que anima bastante, no? Yo fuí portadora de varias torturas dentales hasta los 15 años y es de agradecer esta estupenda sonrisa que luzco de vez en cuando. Animo.

Harry Sonfór dijo...

Mujer, laMima, que la lechuga me la quito de los brackets nada más comer... que con un cepillo eléctrico sale todo...

Espero, Vera, que el Burton no me ponga nada, que llevo unos años que le tengo un paquete... Que no puedo con él, que no.

Bah, Gloria, todo es ponerse. Cuando tenga más experiencia incluso me atreverá a ponerlos yo a otros de forma clandestina en el baño de casa. Unos hierretes, cemento dental y hale...

Sí, Badil, un poco nanas sí que es el resultado. Mire, el otro día mismo tiré un nanas a la basura, que olía mal. Algo psicoanalítico habrá ahí.

Muchas gracias por los ánimos y bienvenida a este su blog, Patri. Le tendré que confesar que me he puesto los brackets para que Francisco Nixon me cante eso un día que me lo encuentre, no le digo más.

Mamen dijo...

¿Y lo guapo que vas a estar al final con esa sonrisa envidiable y tu bienestar bucal? Además, no se notan tanto como los de hace unos años... A sufrir, que bien merece la pena.
Un abrazo

Harry Sonfór dijo...

No, Mamen, pero si ya tengo una sonrisa preciosa. Si lo mío ya es cosa de retar al Altísimo para conseguir no una sonrisa preciosa sino celestial, algo inhumano, superior. Vale, y poder masticar bien por una vez en la vida, también.

Garbanzo dijo...

Ayns, Harry, pues mucho ánimo y mucha paciencia con el parato los piños. Piense en que sin duda lucirá usted un aire mucho más juvenil. ¿Y tiene para mucho? A una amiga mía le hicieron un montón de cosas en los dientes, incluídos brackets, e incluídos dientes nuevos y demás cosas torturantes y la dejaron la mar de bien. ¿Y puede usted comer maíces? Tostados, digo. Ale, besos.

Harry Sonfór dijo...

¿Maíces, Garbanzo? no, no, ni tostados ni dulces. Si se me va a quedar un tipín...
Na, tengo para dos años, como poco, pero como se me sigan cayendo alambres y pegotes a este ritmo... imagino que más. Ayer se me cayó un pegote que me hacía tope entre muelas y hace un rato que me acabo de sacar un alambraco que llevaba suelto, que si me lo trago durmiendo igual me perfora el entestino.

Anónimo dijo...

En realidad llevó 4meses usando brakets pero es muy molesto ala hora de comer al cepillar y cuando los tiene que ajustar el médico duele demasiado así que no es un lujo usarlos

Anónimo dijo...

Hola hay alguien que me pueda ayudar? Estoy desesperada! Se que este foro es antiguo pero quizás alguien lea mi comentario y me pueda echar una mano. Me han dicho que tengo que ponerme por segunda vez los brackets...si habeis oído bien, por segunda vez. La primera vez los dientes se me quedaron perfectos pero debe ser que no me pusieron retenedores o que en aquella època era muy joven, el caso es que se me han vuelto a mover. Ahora voy a cumplir 33 años y el caso es que me han hecho el estudio y me han comentado que me tengo que quitar los cuatro premolares dos de arriva y otros dos de abajo, ya que ahora no tengo espacio y los dientes superiores se me están saliendo para afuera. El caso es que no se si ponermelos o no, ya que por tema de trabajo quizás el próximo año me tenga que ir a vivir a otro país. Alguien me sabe decir cada cuanto es el máximo tiempo en el que te pueden hacer cada revisión, o sería mejor esperarme y hacermelo en el otro país? La verdad es que tengo mucho miedo con esto, ya que si elijo un odontólogo tan malo como el primero esta vez la broma sale cara y me habían recomendado uno muy bueno en la ciudad donde actualmente vivo. Espero que alguien me lea y me ayude en esta desesperación que ya de por si son los brackets.Muchas gracias a todos.