viernes, 27 de febrero de 2009

Las hormigas cortadoras

Las hormigas cortadoras de hojas del Brasil, tan maravillosas por tantos conceptos, dan muestras de una curiosa forma de estupidez que me asombra no haya sido eliminada por evolución. El esfuerzo que a la hormiga le supone el recortar una porción más o menos circular de hoja es muy considerable; sin embargo, una vez hecho el corte, hay más o menos un cincuenta por ciento de probabilidades de que la hormiga tire de la hoja en sentido erróneo y de que el trozo de hoja que acaba de recortar caiga al suelo. Aproximadamente la mitad de las veces la hormiga estira y arranca y estira y lucha por arrancar un trozo de hoja, hasta que se cansa, renuncia, y comienza a recortar otro pedazo. No hace intento alguno de recoger trozos que ella u otra hormiga hayan recortado ya. Salta a la vista, si se observa con atención, que el trabajo de recortar y arrastrar las hojas es muy poco eficiente: van a una hoja, recortan un trozo, y la mitad de las veces eligen erróneamente el trozo que han de sujetar y el recorte cae al suelo.

Richard P. Feynman, ¿Está usted de broma, Sr. Feynman? Alianza Editorial, Madrid, 2008.

Feynman aquí se preocupa por la productividad de la hormiga cortadora (nombre que agrupa diferentes especies del género Atta), pero no cae en la cuenta de que la hormiga, al cortar los pedazos de hoja valiéndose de sus mandíbulas, ingiere una parte de su dieta al instante, la savia de la planta. Es como ir de tapas durante buena parte del día. Luego, trasporta los pedazos de hoja hasta el hormiguero, donde serán masticados y servirán como base del campo de cultivo de su alimento principal, el hongo Leucocoprinus gonglylophorus. Lo cual da sentido al enunciado que dice que si hay que ir se va, pero que ir pa ná es tontería.

Y aquí, una entrada muy bonita que escribió ayer Helter. Rebonita.

18 comentarios:

Helter dijo...

Qué fácil es criticar a las hormigas mirándolas desde arriba. Así nos vería Dios a los humanos, si existiera: "mira los pringaos estos, tol puto día corriendo parriba pabajo, ¿y pa qué? Si ya les dije que Yo proveeré".

laMima dijo...

Pst, cuidadín, ¿no sería un creacionista de esos el Feynman este?..que hay que andarse con un ojooo...
De todas formas si es por perder el tiempo a más de uno no le quedaba un telediario, que se iban a quedar las hormigas solas, ¿que no?

Harry Sonfór dijo...

¡Quieta parada, laMima! Feynman no podía ser creacionista, que era un tipo bien inteligente. El que sí que es creacionista es Kirk Cameron, ese sí. Pero Feynman no, no señora, no.

Yahuan dijo...

Además que será una forma de ocio para la hormiga el hecho de recortar, tal vez incluso crea que está haciendo arte..., ¿o no?

Harry Sonfór dijo...

Sí señora, Yahuan, igual que Kiko Argüello en La Almudena.

laMima dijo...

Otra cosica es pues

vanessita dijo...

KOMO MALEGRA QUE TE GUSTE TAMBIEN KIR KAMERON! ESTA MU BUENO! ENORABUENA POR TU BLOG!

Harry Sonfór dijo...

Ay, dios, Vanessita ses lo peor.

Badil dijo...

¿Y con los trozos de hojas que caen al suelo qué pasa? Que igual tienen debajo una caja de ahorros de hongos y son hormigas inversionistas. O que "distraen" parte del material de la obra y son hormigas comisionistas. Que hay mucha hormiga y no se si me cea que las han estudiao a todas.

Harry Sonfór dijo...

Pues todas las hormigas, una por una, ya le digo, Badil, que no las han estudiao.
Pero ya sabe lo que dice el refrán:
«Hoja a hoja se come la alcachofa», que «vaya mierda de refrán», me dirá usted; y yo que le contesto «vaya mierda de refrán, sí, así es, una mierda de refrán».

marideliwes dijo...

Lo que yo digo: que no sé que tienen ustedes que en cuanto los leo se me va el mal rollo a tomar por el saco, que seguro que les entiendo mal, bien, pero que esto es lo qué. Thanks, hormiguitas.

Harry Sonfór dijo...

Pues para eso estamos, Marideliwes. Ahora ya lo que tenemos que hacer es empezar a cobrar por llevar la alegría a las casas de España y parte de la comunidad hispanohablante.

marideliwes dijo...

No, no, Harry, yo si usted quiere le pago por la plataforma a favor de la jota bien lejos y lo de la familia por teléfono. Y por lo de los gatos también. Bueno, Harry, que si usted quiere yo le pago por todo.

david dijo...

Ya estará contento, que ha ganado la Soraya. Truño de final, con ese pañuelo del Uribarri que parecía mi señora madre en su peor momento...

Harry Sonfór dijo...

Muy contento, David. Uribarri estaba muy guapo hoy, con chaqueta marrón,cabello marrón, epidermis marrón, camisa butano chillón y pañuelo que Gianni Versace hubiera caficado como «un pañuelo demasiado decorado». Daba gusto verlo. Elegante e informal con un toque casual. Le he dado al botón de contraste del televisor a ver si es que lo tenía muy saturado pero no, que era así.
Pero sí, muy contento. A ver si para Eurovisión me le ponen a Soraya un vestido con tirantes, que en la segunda actuación ha estado la chica todo el rato venga a subirse el escote. Así no se puede actuar tranquila.

Harry Sonfór dijo...

Oiga, Marideliwes, que no me pague nada, que además ahora está con la cosa de comprarse coche. Que si insiste y me dice «que no, que yo lo pago todo» pues oiga, que tampoco está la cosa como para decir que no, pero piense en lo del coche antes.

Garbanzo dijo...

Harry, que se me olvidó comentarle que vi un rato del Granjero busca esposa. Que no tengo muchos elementos para hacer un análisis profundo (ni siquiera ancho), sólo que me cayó bien el Tito de las vacas, aunque las dos chicas que tiene pues son muy monas pero que no las veo yo en el campo. El que me dio mucho repelús y me parece muy raro es el Guillaumet que tiene unos ojos vidriosos y falsos como si llevara lentillas amarillas que no me gustan un pelo. La Piedad muy sosa, yo creo que se quedará con la otra. Y también vi a uno con orejas de soplillo muy empanao pero simpático. Y a otro que tampoco me gustó porque iba de terrateniente andaluz y a mí esos tipos con caracolillos y gomina no me inspiran confianza. Mire, el de las viñas sí que me pareció buen tío. Que me han dicho que el concurso termina mañana, a ver si lo puedo ver.

Harry Sonfór dijo...

Oiga que sí, Garbanzo, que estoy en un sinvivir esperando que llegue la hora de mañana. Que voy a hacer hasta cena especial y todo, que es una gran gala. Ay, qué nervios.
Veo que se ha olvidado de nombrar al Aitor. Sí, lo comprendo, sí.