lunes, 2 de febrero de 2009

Nuestras percepciones de la realidad están influidas por las teorías que enmarcan nuestro examen de ella

Que la teoría da forma a nuestra percepción de la realidad es cierto no sólo para la física cuántica, sino para todas las observaciones del mundo. Cuando Colón llegó al Nuevo Mundo, creyó que llegaba a Asia y, en función de ello, procedió a percibir el Nuevo Mundo como si fuese el continente asiático. La canela era una valiosa especie asiática, así que cuando encontró un arbusto que olía igual, declaró que era canela. Cuando encontró el aromático gumbo-limbo en las Antillas, pensó que se trataba de una especie asiática similar al fruto del lentisco mediterráneo. Un fruto del Nuevo Mundo coincidía con la descripción que Marco Polo había hecho de un coco. Basándose en unas raíces descubiertas por sus hombres, el cirujano de Colón declaró que había encontrado ruibarbo chino. La teoría le decía a Colón que se encontraba en Asia, así que sus observaciones así se lo confirmaron, por mucho que se encontrara a medio mundo de distancia. Hasta ese extremo es poderosa la teoría.

Del libro Por qué creemos en cosas raras. Pseudociencia, superstición y otras confusiones de nuestro tiempo, de Michael Shermer, Alba, Barcelona, 2008.

18 comentarios:

koldo dijo...

por supuesto, "si no lo creo no lo veo" es la otra parte de esa realidad.
Una realidad llena de simpáticas anécdotas.

Trikki dijo...

Oiga, que eso en mi pueblo se llama ser cabezón, cabezón de cohones, vaya, como cuando al GPS Le da por decir que es a la izquierda" A 100 MTS A LA IZQUIERDA" repite una y otra vez y tú que no, que es a la derecha, que mierda va a saber el GPS, que tiene que ser a la derecha por que hay una medianera de dos metros de alto y te estampas a la izquierda.

Arkab dijo...

Oiga, Harry, el cartógrafo ése del mapa andaba menos fino que un meteorólogo de la AEMET: ha puesto Circa demasiado al norte. Aunque, pensándolo bien, tal vez sea su percepción de la realidad.

Spanique dijo...

Mis preferidos son es@s conocid@s de hace agnos, tipo "del cole", "del instituto", que te encuentras por ahi y que se piensan que todo sigue igual, que no se ha evolucionado (quizas ellos no lo han hecho) o no quieren ver simplemente que veinte agnos han pasado y nada es igual. Otro "segmento" interesante, es que el que te cataloga en lo que quiere, (necesitan clasificarte, que pertenezcas a un subgrupo determinado)y aunque se equivoquen "de medio a medio" no los apeas del burro. (Esos que regalan libros que "le van a encantar"a Harry) Claro, intentar concer bien a alguien requiere un esfuerzo intelectual que no quieren o pueden hacer.
En fin serafin

Helter dijo...

Un día, hace tiempo, volvía a casa con el enano, y al bajar del ascensor por alguna razón le pareció que ese no era nuestro piso. Le dije: "tranquilo, abriré un poquito la puerta para mirar, y si no es nuestra casa, pues vuelvo a cerrar y la buscamos". Qué tranquilo se quedó cuando vio al gato.

Harry Sonfór dijo...

Helter, se acabó la farsa, se lo tengo que contar. Que tengo a su vecina venga a de llamarme y venga a de llamarme, que me dice que usted y su familia llevan tres años y dos meses viviendo en su casa y que no sabe la manera de decirles que se han equivocado de puerta. Que, si eso, el gato, si el chico le ha cogido cariño, se lo pueden quedar, pero que le devuelvan la casa, que la mujer tiene que hacer sus cosas y en casa de su hermana está bien, pero para unos días, para más no.

Harry Sonfór dijo...

Oiga, Spanique, que ya tengo la camiseta. Que no sé si le va a gustar, que yo recuerdo que usted hace años era rockera pero ahora no sé si sigue rockera o le ha dado por otra música. Que si se la mando.

Spanique dijo...

¡Qué bien!! Gracias
No me la mande, que ya la iré a buscar, que para estar cerca de la frontera estos de correos cobran un fascal... Ni que la trajeran en jet de lujo...

Pues si que sigo siendo guitarrera, para que no vamos a engagnar... Pensaba que con el tiempo me pondria a escuchar jazz como los adultos pero na, no puedo... A ver si me hago mayor

Y ya que estamos en la sección intercambios, que le mando a Helter el DVD, que ya lo he "hacido" pero güeno esta vez

Badil dijo...

Esto mismito es lo que le pasa a los católicos, que se creen que su Dios va de casto y puro y por más que lean el antiguo testamento no se coscan de que lo que les manda es practicar el incesto con el primer familiar que tengan a mano, o emborrachar a los progenitores para sacarles lo que sea menester. Díselo, anda, que te mamprenden

Yahuan dijo...

Cuando era más joven siempre me pareció que los americanos nativos se parecían mucho a los asiáticos más orientales... ¿Sería por esto mismo?

Harry Sonfór dijo...

Esoslogordo, Spanique, que cuando era mozuelo me hacía ilusión parecerme a esos señores calvos con barba que ponían cara de que les gustaba el jazz y ahora de mayor, que tengo barba y calva estoy que no me entra el jazz igual o menos que antes. Vale, alguna cosa sí, lo de siempre, a John Coltrane que no me lo toquen, pero poca cosa más. Soy un bruto musical. Y cada día más intransigente.
Pues aquí le guardo la samarreta, pero que si eso me mande un privado con su dirección, que soy el hombre más propenso a perder direcciones, y le mando la samarreta, que me hace ilusión.

Harry Sonfór dijo...

Sí, Badil, usted diga eso, que nos va a entrar la conferencia episcopal en pleno a meternos caña por satanistones. Bueno, no, que aquí no van a entrar. Que mejor si eso, ojo.

Harry Sonfór dijo...

Pues será, más que nada, Yahuan, porque los orientales colonizaron América pasando por el estrecho de Bering, se intalaron y luego con los siglos se convirtieron en indios por obra y gracia de Colón, que los confundió.
Me quedé muy impresionado cuando visité el Museo de Shanghai, tienen una sala preciosa de ver con vestuarios de los poblados primitivos chinos. Oiga, pues por los colorines y los tejidos parecía aquello que estabas en pleno Mexico o Guatemala. Para mí fue un bofetón conceptual y me dije «el estrecho de Bering va a ser». Una cosa maravillosa.

Harry Sonfór dijo...

Oigan, que llevo todo el día con el run rún y el piense piense con el comentario que ha dejado hoy Helter, que así de pronto le he soltado la gracieta, pero que me ha dejado todo tocao todo el día. Qué qué cosa más bonita cuando le dice a su chico «tranquilo, abriré un poquito la puerta para mirar, y si no es nuestra casa, pues vuelvo a cerrar y la buscamos». Que qué cosa más bonita leer eso. No hay cosa más bonita de leer.

Spanique dijo...

Pues si, qué bonito, que a mi me decian que me habian encontrao con los gitanos (y no es broma)
Me adopta, helter???

Helter dijo...

Vale, Harry, me ha pillao...
Pero que conste que no me apalanqué en casa de la vecina por su tele de plasma con home cinema, ni por su horno pirolítico, ni por el sistema de calefacción centralizada, ni siquiera por su nutrida biblioteca con bola del mundo-bar y lamparitas de pantalla verde, no. Me quedé por las cortinas del armario de los contadores, monísimas, azules con topos negros. Qué encanto de cortinas.
Y el gato era el mío, que se había mudao de hogar porque también le gustaron las cortinas.

Yahuan dijo...

Si me topo con el museo de Shangai voy y lo veo.

Helter dijo...

Yo ya la adoptaría, Spanique, pero mire que justamente estoy en lista de espera. Se supone que me llamarán cuando encuentren a un niño de 20 años, preferentemente senegalés. Las prioridades son las prioridades. Ahora, si le interesa un hogar de acogida temporal, podemos hablarlo.