martes, 18 de noviembre de 2008

El hombre con rayos X en los ojos se levantó una mañana

El hombre con rayos X en los ojos se levantó una mañana y miró a través de la pared para ver qué tiempo hacía. Y miró y vio que hacía frío a juzgar por lo abrigados que iban los viandantes: sus abrigos de lana, sus chaquetas de paño grueso bajo sus abrigos de lana, sus camisas de franela bajo sus chaquetas de paño grueso, sus camisetas gruesas de invierno bajo sus camisas de franela, los pelos de sus pieles erizados bajo sus camisetas gruesas de invierno, los pulmones encogidos de frío bajo sus pieles. Recogió el periódico que el repartidor había dejado como cada día sobre el escalón de la puerta de entrada al apartamento y se preparó un café en su cafetera mientras comprobaba que debía limpiar de cal el depósito interior de agua y buena parte de sus conductos. El hombre con rayos X en los ojos se sentó frente a la mesa de la cocina con su taza de café para leer el periódico y al fijar la vista en las noticias de la primera página vio el mantel de hule que había debajo del periódico, vio la madera de la mesa que había debajo del mantel de hule, vio sus zapatillas de pana marrón sin talón y suela de goma, sus pies dentro de las zapatillas de pana marrón sin talón y suela de goma, sus venas, sus terminaciones nerviosas, sus músculos, los huesos de sus pies, las baldosas del suelo, el forjado del suelo, el vecino del piso de abajo rascándose la espalda con un rascador-calzador de madera y caña con forma de mano pequeña, el suelo del vecino de abajo, el forjado del suelo del vecino de abajo, la habitación de la familia del primer piso, el perro de la familia del primer piso mordisqueando un juguete de goma amarilla y el suelo de la familia del primer piso. El hombre con rayos X en los ojos cerró el periódico, dejó a un lado la taza de café a medio beber y se volvió a meter en la cama. —Esto no es vida —se dijo—, qué agotador.

14 comentarios:

faren dijo...

A mí me pasa eso de los rayos X a veces, que en cuanto alguien se pone a comer en el sofá sólo veo las miguicas.

Harry Sonfór dijo...

Sí señora, o cuando le entra alguien al baño y oye desde el pasillo: chorró chorró chorró pli plic plic chorró chorró chorró plic chorrooooo plic. Chorró chorró chorró, plic plic plic y se imagina usted cómo le habrá dejado los azulejos, que se los imagina tanto que los ve con una nitidez inhumana.

Badil dijo...

Oiga Harry,una cosica , que la cosa esa de contar la gente que hay en línea es una p... mierda. Que sale nº 0 , osea y ¿yo pues? ¿Por qué no me cuenta ? Y luego sale una, osea yo, pero que dice que estoy en "Carinena"..... Que le diga de mi parte al "senor" que lleva las cuentas que borracho lo será él.
Otra cosica....¿Cómo se pone? ¿Cómo se pone? ¿Cómo se pone?
(Y que gracias por la traducción al finés, Dios se lo pague con una buena mujer y un incontable número de hijos)

Arkab dijo...

O cuando ve a otro conductor que, mientras espera, frota su dedo índice con el pulgar y puede apreciar perfectamente la bolica de moco ya un poco ennegrecida por la mugre de las manos.

Oiga, Harry, está usted que se sale últimamente. No tiene desperdicio ni una sola de las líneas, qué digo líneas, palabras, qué digo palabras, caracteres, qué digo caracteres, píxeles, qué digo píxeles (¿qué sigue a los píxeles?)... que escribe.

Helter dijo...

El pobrecico hombre con rayos X en los ojos fijo que va a acabar con la vista cansada, porque aunque cierre los párpados sigue viéndolo todo, todo y todo. Me permito sugerirle unas gafas de plomo, que es ligeramente tóxico pero al menos le permitirá descansar un poco por las noches.

Spanique dijo...

Estupendo Harry!!

Ya se que usted no es nada sucio, pero "me alegra el día". (Era de esa peli ¿no?)

Gracias

(Badil a mí me salen, 2)

Harry Sonfór dijo...

Oiga, Badil, a usted el contador no la cuenta porque está muy chupá. Yo entro y, como se me deja ver, me cuenta. Cuando entre hágalo de frente y mueva mucho las manos y verá cómo la detecta.
El contador de humanos se lo copié a Arkab, que nos copiamos todo, y no tiene dificultad. Usted le da al contador, se lee unas cuantas cosas en inglés y éste le dirá que se copie un código html de esos y lo pegue en una chapetica de esas que le ofrece su blogger. Ya verá, entre y compruébelo, que no tiene misterio.

Harry Sonfór dijo...

Y gracias a todos ustedes por los piropos, oigan, que llevo unos días de esos otoñales apochao, yo creo que debo tomar vitaminas pal otoño o algo.

Badil dijo...

Pues me voy a cortar por lo de apochao. Pero lo primero que me ha venido a la cabeza a sido maricoooooooooooooooón. Que no vea la leche que gastamos las que no tenemos canalillo.

Harry Sonfór dijo...

Eh, quieta ahí, que yo se lo decía como piropo. No sabe usted la de gente que sufre por tener tipín.

Spanique dijo...

AY Badil, respondiendo también a harry qué voy a decir yo que no sa haya dicho ya o que si se haya dicho como dirían los Luthiers...

Sufrir ya no sufro, porque paso....
;-DDDD

angelillo dijo...

Hoy iba en el metro y había un tipo delgado que no paraba de mirarnos a todos y sonreía. A lo mejor era este señor de los rayos X.
Un saludo para todos y para el señor Sonfór también.

Harry Sonfór dijo...

¡Saludos, Angelillo!

Gloria dijo...

Pues su lado bueno tendrá esto de los rayos x en los ojos... ¡Ya me gustaría tenerlos a mí, cuando no encuentro las llaves!