lunes, 13 de septiembre de 2010

Naturales, ante todo, que se os vea naturales


«Ante, todo, chicos, lo más importante es que se os vea naturales, como si no hubiera cámaras, así, naturales», dijo el director a los componentes de Whitesnake en los preparativos de la grabación del vídeo. Pero los Whitesnake eran almas libres y salió lo que salió. Lo mejor, que a David Coverdale aún le daba tiempo para jugar a las damas en el dormitorio. Miren el tablerete que tiene encima del escritorio-cómoda. No todo va a ser probarse guardopolvos. También hay tiempo para jugar a las damas, y si le da la vuelta, al parchís.
Si algún día su pareja, tumbado en la cama con camiseta imperio, les ha pedido «Báilame, gatita, báilame, oh, sí, báilame» ya saben cuál es el vídeo culpable de todo.

20 comentarios:

El Ente Dilucidado dijo...

¡Yo estuve allí!
En los 80's, digo. Y algo de lo que sale en el video había...
En los discobares (¿Qué ha sido de ellos?) algunas chicas bailaban así. Levantando mucho los brazos, tocándose el pelo y sin mover los pies de la baldosa.
Y entre un veinticinco y un treinta por ciento de los jevis iban al peluquero un par de veces al mes y aparecían aquellos sábados por la noche con el mismo cardado que sus novias.
Y las baladas así, con sintetizadores y baterías sintéticas, y los videoclips con luces raras y neones azulados se veían mucho por la tele.
Y los bares estaban llenos de espejos.

Claro que yo no puedo hablar desde dentro, porque estaba en la Resistencia.

LauraKing dijo...

jajajajajajjajajajajajjajajajajjaxmilmillones.
camiseta imperio jajajajajajajjaja


Joder, en todo el puto día no me había reído.(haaalaa hala que digo tacos y todo...)

jajajajaja

De todo corazón y con lagrimita aún de la risa, como fan ochentera que soy, le doy las gracias por esa maravillosa entrada.

^_^

LK

Harry Sonfór dijo...

Claro, El Ente, bailaban así porque habían visto el vídeo. Este vídeo influyó en una generación entera de chicas que bailaban en una baldosa como si estuvieran teniendo el orgasmo de su vida y en todos los rockeros aoreros con guardapolvos de los pueblos y ciudades del interior de la península.
Yo hasta me llegué a pensar que la vida de los mayores era así, con esos bailotes a los pies de la cama y esos pasillos largos con muchachotes de pelo largo desesperados porque se les ha ido la mujer. Pero luego no pasa eso. Qué va a pasar. Ni se puede llevar en la vida diaria un vestido tan blanco, que a nada que te sientas ya se roza todo.

Harry Sonfór dijo...

Pues qué alegría haberle alegrado el día, LauraKing, oiga.
Claro, a usted le pasa que ve este vídeo y le gusta porque es joven, y le gusta lo ochentero porque es joven también, que El Ente y servidor lo vemos con los ojos del dellabú y no es lo mismo, es tirando a angustioso. Pero ojo, una angustia gustosa, no es la misma angustia que me produce el «Bravo por la música» de Juan Pardo.

LauraKing dijo...

Joven dice...
Y tersa y lustrosa.
Ñe.

U_U

30 añazos. Ahí es ná.

Claro que si ustedes ven lo ochentero con el filtro de media del déjà vu... pues vaya que ya tienen sus décadas sí.
Pero sinceramente, les envidio, ¡cómo me hubiése gustado vivir mi juventud en los ochenta!Con sombras de ojos de colores y laca, mucha laca, y películas de doble sesión, serie B y "giallos" con sangre rosa en el cine lleno de humo...
y cuánto me hubiése maravillado tener un novio con guardapolvos de polypiel.
Y que hiciése gallos jevis por mí.
ays. Cuánto me he perdido.
Dios me he deprimido.
¬¬

miguelgato dijo...

Y pantalones de pinzas con la bragueta hasta la nuez.

El Ente Dilucidado dijo...

Huy, huyy, doña Laura, lo que ha dicho...

Que no. De verdad que no.
Lo bonito de los 80's era estar en contra de ellos. Negarse a ir de colorines y a ser jevi con el pelo cardado. Abominar del AOR y de las baterías sintéticas (aquellas que en lugar de tambores y bombos comodiosmanda tenían una especie de planchetas octogonales de plástico que hacían "chundachunda" en lugar del "pumpumpum" normal).

Entonces los chicos no llevaban patillas (se marcaban la línea por encima de las orejas, los jodidos) y se ponían unos pantalones vaqueros así como aglobados, bastante anchotes y más bien cortos, dejando ver una parte de los calcetines encima de unos zapatones como de payasito. Así que lo suyo era estar en contra, dejarse unas patillas como las de Brian Jones circa 1966 (o un general británico circa 1885), llevar pantalones estrechos y rectos y calzar botines de tacón cubano. Comodiosescristo.

¿Y las chicas? No le digo más que llevaban faldas cortas, medias tupidas (tan tupidas, tan tupidas, que eran casi leotardos. Pero tampoco) y los mismos zapatones de payasito. Tacones no. Los tacones sólo salían en las películas de la Kim Bassinger (y de Almodóvar) y en los videos jevis.

Bueh... Y luego estaban aquellos bañadores femeninos. Una cosa p'a verla. No se estilaba el bikini, pero el bañador era tan abierto por la parte de la cadera que, de hecho, se encaballaba por encima (de la cadera, digo). Como si el escote hubiese cambiado de sitio.

Los 80's es que fueron raros. Aunque tuvieron alguna cosa buena. No había pantalones de campana (en los 80's no se concebía cosa peor, a nivel estético, que los 70's). Las chicas no se depilaban las cejas. Y los jerséis eran amplios (aunque las mangas japonesas hicieron mucho mal. Mucho).

Y, sobre todo, la estética dominante era tan reconocible que era muy fácil (y muy agradecido) ser jovencico y estar en la Resistencia.

Luego, con el paso de los años, he hablado con gente que era mucho más joven que yo (que fueron adolescentes y jovenzanos en los 90's y los recién acabados 2000) y he observado que para ellos no ha sido tan fácil.

Y es cosa que me resulta inquietante. Porque al final lo que da verdadero sentido a las décadas (en su aspecto pop), a los videoclips y a las estéticas reconocibles es eso. La Resistencia. Las Resistencias, mejor dicho (había muchas). Porque al final formaban parte de lo mismo. Y eran tan de entonces como los guardapolvos de 1985 o los cardados de los jevis los sábados por la noche.

Anónimo dijo...

EN LOS EITIS,ME ACUERDO YO,QUE MR.HARRY IBA EL MAS GUAPO DE LA CLASE CON SUS MODERNISMAS ROPAS DE PARDON(RILI,RILI,TRU),GUAPISMO A LA PAR QUE ESTILOSO.
M.A.

Harry Sonfór dijo...

Bueno, yo creo que guardapolvos aún se podrán encontrar para que le compre a su novio, LauraKing.
Y calentadores también se podrán encontrar. Y jerseis de manga japonesa con unos rombacos rojos y negros tan grandes que solo caben cuatro. De eso también.
Pero ojo, que en esa época lo que abundaba mucho, como ahora las tiendas de frutos secos, eran las tiendas de lanas. Oiga, venga tiendas de lanas. Había tiendas de lanas en cada esquina. Usted salía a la calle y se encontrada una tienda de lanas Phildar. Daba la vuelta a la calle y se encontraba con una tienda de lanas Stop. Giraba a la otra manzana y se encontraba con otra tienda de lanas. Eso y las tiendas que vendían jerseis de punto. Si hay algo que define los ochenta es la cantidad de lanas que había por todos lados. Porque además de los jerseis de rombos grandes, o de triángulos fosforescentes, estaban los jerseis que hacían con unas lanas muy desagradables de muchos colores, como con peletes de colores rosas, verdes, azules, todos mezclados. Y luego, los jerseis como de cota de malla en colores crudos con agujeracos que se los ponían y parecían hobbits de la Tierra Media. Y luego, los vestidos de punto. Que mire que había vestidos de punto así cortos, que eran como cuando tiende usted un jersey con toda el agua, se le queda largo y decide que ahora, con un cinturón bien gordo, le vale para vestido. Pues también había mucho vestido de punto. Sí.

LauraKing dijo...

Que manera de reírme.
A carcajada limpia aquí en el salón... q me he dado miedo y todo de los ecos.

Geniales, simplemente unas descripciones geniales.
Por fin he comprendido, señor Ente, ese intringulis de los ochenta. Y Harry, aquellos lugares dónde vendían lana también eran centros de ocio y diversión para las mujeres,como unos recreativos, que quedaban para hacerse los jerseys juntas detrás de una cortinilla, entiéndase: trastienda. Mi madre iba a uno y me llevó un par de veces. Mi padre era de la resistencia, mi madre no. Mi padre era de Lacoste y pantalon pegao chaqueta de cuero y pelo corte mullet. Mi madre era de hombreras y esas medias tupidasperosinserleotardos, y pantalones globo sí,
y bodys que le hacían desaparecer las tetas de tensos.
Pero cuando esa prenda apareció, ya tocábamos con los deditos los 90.
Y esa es otra historia.

Esta noche hago un monólogo en un caféteatro y uno de los temas que trataré será el Body. Es en serio.
Que prenda es esa? ¿que cosa es esa?
Habían bodys con chorreras, con volantes, con ganchillo, con cazuelas... todo un mundo el del body, y con su parte oscura: a cuantas mujeres violaron o mutilaron los cleks de los bodys? a cuantas? Ese es un tema jodido. Sí.
No quiero aguarle a nadie el día.

Me gustan los ochenta, y sobre todo, porque la hay, y mucha, la gente que ha quedado atrapada en esa época, en estética y en pensamiento. Oh! Me encantan.

Y también me encanta este blog!

Badil dijo...

No se si macuerdo de todo eso o si lo había soñao. Yo es que también estaba en la lucha resistente. A caerse roando si te soltabas de la barra ...

Spanique dijo...

AYAYAYAY, que me muero de risa.... Los hobbits, si, todo culpa de Tina Turner en Mad max. Además de todo eso, la mitad de los que vivieron los 80, hubiesen preferido los 50(si eran rockers) los 60 (si mods), u otros los 70, de esos que solo les gustaba los grupos geográficos, asia, africa y extremadura... Y a otros el 2000. Si, como dice le ente : raros raros, de hecho yo creo que nos dimos cuenta de que habíamos vivido los 80 en el año 2000, o por ahí.

Harry Sonfór dijo...

Pues comprenderá, LauraKing, que de bodys, tanto el Ente como servidor no podemos hablar con propiedad. Bueno, sí, que las señoras que los llevaban, si se compraban una talla menos o eran de talle largo, había que tener cuidado con ellas al soltar los cleks, que te podían saltar un ojo, ¡pimba! (si esta noche cuenta este episodio y la gente se ríe en su monólogo, LauraKing, me debe una).

Harry Sonfór dijo...

Pues no la imagino yo con toreritas con hombreras y pantalones globo, Badil. Nada, que no.

Harry Sonfór dijo...

A mí me pasa que ahora, con el paso del tiempo, lo que menos me gusta es la resistencia de la que habla El Ente, los rockers que salieron de un musical de Broadway, los mods que salieron de una peli... Lo que me gusta de verdad de los ochenta es el pelazo de Lionel Richie, o el peinado de Barry Manilow. Eso es lo que más me gusta.

Badil dijo...

No, el globo no lo llevaba en los pantalones. Y más que de toreras, era de supermanes. (Casi mejor que no se mentienda).

Harry Sonfór dijo...

Leche, cómo pasa el tiempo, ahora seguro que los llaman bobesponjas, Badil.

Harry Sonfór dijo...

Oiga, El Ente ¿y si dejamos nuestros respectivos trabajos, nos liamos la manta a la cabeza, nos hacemos pareja artística y nos vamos por toda España de turné haciendo monólogos? Como seremos dos, lo podemos llamar Stereologos. Es que LauraKing me ha dado envidia.

faren dijo...

Hacía tiempo que no me reía tanto. La verdad es que los 80 me pillaron un poco de refilón, yo soy más de los 90, de Rick Astley, de Snap, Ace of Base y por ahí, pero reconozco todos esos lugares comunes, esas hombreras, colorines, etc. Un vídeo muy jugoso, y los comentarios muy inspirados. Este blog es el mejor!!

Harry Sonfór dijo...

Pues qué alegría, faren. Para eso estamos, ea, para dar alegría y felicidad.
Vamos a ir pensando en preparar esos monólogos, El Ente, que vamos a triunfar, que aquí todo el mundo se ríe.