lunes, 6 de septiembre de 2010

¡Se cierra el I Concurso de Mascotas de Cambio Radical! ahora ¡A votar!

Se acaba de cerrar el plazo para recibir mascotas en el I Concurso de Mascotas de Cambio Radical. Ahora, lo que nos queda es votar. En la encuesta de la izquierda ustedes podrán votar por sus mascotas favoritas (para verlas en grande, en todo su esplendor, búsquenlas en las entradas anteriores). Pueden votar a varias mascotas o solamente a una. También podrán votar varias veces por una mascota si, por ejemplo, tienen varios ipés o si se recorren un edificio entero de oficinas y entran en esta página a través de los ordenadores de diferentes despachos. También pueden sobornar a amigos para que entren a votar por su mascota en lugar de usted. Cambio Radical no podrá cambiar los resultados aunque lo desee. Hay un mes de plazo para votar. Transcurrido ese tiempo, Cambio Radical presentará la mascota ganadora e igual hasta le hace una entrevista o algo al ganador.

Preguntas frecuentes:

¿Si soy el autor de una o varias de las mascotas puedo votar por ellas?
Por supuesto que sí.

Pero, oiga ¿no está feo eso?
Eso va con su conciencia, oiga, el voto es secreto, nadie sabrá quién vota, quién no vota, ni quién vota a quién.

Entonces ¿me puedo votar a mí mismo?
Que sí.

14 comentarios:

nen nen dijo...

http://baladatristedetrompeta.blogspot.com/2010/08/malheridos-en-el-campo-de-batalla.html#comments ahí te han puesto enlace, mira tú

Harry Sonfór dijo...

Hombre, claro, nen nen, desde el primer día. Si es que la Señora Mayor es como una institución en esta casa, que cada vez que se da un paseo por aquí es como si viniera Cristo en vida, que se le quiere un horror. Ahora que se va a quedar más descansado, haremos lo imposible para que se pase más por aquí.

Harry Sonfór dijo...

Hale, ya he votado. Un puntete para cada uno, así no hay quejas. ¡Venga a votar!

miguelgato dijo...

Oiga, no se lo diga a nadie pero en la Gallega en el pueblo de adopción de Nianankoro tienen unos jamones de tocina que son una delicia.
Yo podría hacer que le llegase uno, si de vez en cuando se le va la flechica del ratón a la mascota que usté sabe.

lady in the radiator dijo...

pues yo no sé si votar a la 13 o a la 31. Que me gustan mucho las dos. Pero la primera... ay la primera, si hasta se le ve el gesto simpático. Pero es secreto ¿no? se lo mando por paloma mensajera entonces.

Inde dijo...

Ya he votao yo también. A cuatro, y ninguna era de las mías. Yo pa mí que va a ganar la Mae West, que está estupenda. Pero el perrico, el primero, ese perrico... ay, qué majismo qués tamién.

Helter dijo...

Yo me espero unos días para ver por dónde van los tiros, aunque aún no he decidido si para votar por las más votadas o por las menos. Ay, qué poca pesonalidá tengo.

Anónimo dijo...

¡Vote por el Padre Pío!
(El luchador de su propia sombra)

Aunque sólo sea por las bilocaciones y los encuentros demoniacos, o por su salud endeble y enfermiza (durante la triste infancia)

Conozcamos a Francesco:
Pío de Pietrelcina (Francesco Forgione), también conocido como Padre Pío, nació en Pietrelcina, región de Campania (Italia), el 25 de mayo de 1887 y murió en San Giovanni Rotondo, en la región italiana de Apulia, el 23 de septiembre de 1968. Fue un religioso capuchino y santo italiano. Famoso por los hechos sobrenaturales que se le atribuyen, como estigmas, curaciones, bilocaciones y lectura de conciencias a los que iban a confesarse con él. Fue beatificado el 2 de mayo de 1999 y el 16 de junio del 2002, Juan Pablo II lo canonizó bajo el nombre de San Pío de Pietrelcina.
Los padres de Francesco fueron Grazio María Forgione y María Giussepa di Nunzio. Fue el cuarto hijo de ocho que nacieron, tres de los cuales murieron a temprana edad. Su madre le puso el nombre Francesco porque era devota de San Francisco de Asís. Su familia era de clase humilde trabajadora y muy devota. Desde niño mostró mucha piedad e incluso actitudes de penitencia. Su infancia se caracterizó por una salud frágil y enfermiza. Es desde esta edad donde manifestó un gran deseo por el sacerdocio, nacido por el encuentro que tuvo con un monje capuchino del convento de Morcone, a 30 kilómetros de Pietrelcina, llamado Fray Camillo, quien pasaba por su casa pidiendo limosna. El padre de Francesco tuvo que emigrar a América y a Argentina para pagar los estudios de su hijo, que desde su niñez sufrió los llamados encuentros demoníacos que lo acompañaran a lo largo de su vida. Amigos y vecinos testificaron que fue en más de una ocasión las veces que le vieron pelear con lo que parecía su propia sombra.

(Véase el Wikipedia)

Tojunto

Anónimo dijo...

Luego está Fray Camillo, que se arreaba 30 kilómetros a chancleta viva, desde Morcone hasta Pietrelcina, pa pedir lismona pa los pobres.
¡Un Frigopie para Fray Camillo!

Tojunto

Harry Sonfór dijo...

Nada, Miguelgato, piense que enviarme a mí un jamón de tocina es como mandarle una txalaparta a Stephen Hawking, que no sabría qué hacer con ella. Mejor mándeme dinero. Mucho. Ahí sí. Dinero sí. Aún con todo, tras recibir el dinero, yo le prometería que sí, que voy a ponerle más puntos, pero luego no haría nada, que no puedo cambiar las votaciones. Póngase una encuesta en su blog y lo verá. Que no, que es una votación legal.

Harry Sonfór dijo...

Es secreto, sí, pero la votación se hace en la encuesta de la izquierda, lady in the radiator. Vamos, yo creo que es secreta, porque no veo más que suben las puntuaciones pero no sé quién puntúa.

Harry Sonfór dijo...

Pues a ver quién gana, Inde. En un mes se sabrá. Ay, qué nervios.

Harry Sonfór dijo...

Usted vote a quién quiera, Helter, que su voto será siempre bueno seguro. Pero no se deje llevar por lo que voten los demás. Usted vote con aplomo, ahí, a lo que le gusta.

Harry Sonfór dijo...

¿Ven? miren, Tojunto anda haciendo campaña y Mis Adarmes en su blog también. También pueden hacer campaña, por supuesto. Y pedir a amigos y familiares que voten por usted.